Rodrigo Ventosilla falleció en circunstancias aún no esclarecidas. | Fuente: RPP

Amigos, familiares y activistas llegaron hasta las afueras de la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores para exigir justicia por la muerte de Rodrigo Ventosilla, ciudadano peruano que perdió la vida el último 11 de agosto en circunstancias aún no esclarecidas luego de su arribo en Bali, Indonesia.

Rodrigo Ventosilla viajó acompañado de su esposo,Sebastián Marallano, para disfrutar de su luna de miel. Sin embargo, al arribar en Bali, ambos fueron detenidos por poseer objetos que "contenían restos de cannabis". 

Luzmo Enríquez, testigo de matrimonio de la pareja, señaló que el motivo por el cual se habían reunido en las afueras de la Cancillería era para exigir se realice una investigación profunda sobre el caso y se tome en cuenta.

"Lo que estamos buscando es que el Gobierno peruano haga una investigación respecto a lo que han vivido nuestros amigos y familiares: secuestro, extorsión, tortura y la muerte de uno en condiciones inexplicables. Frente a lo que la Cancillería ha dicho, basado en informes de la misma policía que violentó los derechos de nuestros compañeros, nosotros respondemos que lo que Cancillería dice es parcializado porque toma la posición del Gobierno de Indonesia y desconoce el testimonio de Sebastián y la familia", explicó.

Luzmo Enríquez mencionó que los familiares del deudo "están destrozados" y adelantó que presentarán "una denuncia legal" la próxima semana.

Muerte no esclarecida

Mediante un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que la embajada peruana en Indonesia "ha venido brindando asistencia consular y dando seguimiento al caso". Sin embargo, hasta el momento no han ofrecido respuesta alguna.

La Cancillería indicó que la detención de Rodrigo Ventosilla y Sebastián Marallano "no habría correspondido a actos de discriminación racial y transfobia", sino a que en Aduanas se les encontró restos de cannabis en sus pertenencias. Además, informó que Indonesia mantiene una política de tolerancia cero con respecto a esos casos.

"Como es de conocimiento público, Indonesia mantiene una política de tolerancia cero respecto a la posesión de drogas y sus productos derivados, por lo que uno de los connacionales detenidos habría incurrido en un delito grave ante las estrictas leyes de dicho país", informó.