Gaseosa
RPP (Referencial) | Fuente: Bankoboev.ru

El consumo de gaseosa es habitual en nuestra sociedad, pese a que son conocidas algunas de las consencuencias que tiene para la salud. ¿Pero realmente todos son conscientes de los peligros de consumir estas bebidas en exceso?

La nutricionista Sara Abu Sabah, conductora del programa de RPP Noticias, Bien de Salud, recordó que las gaseosas, al igual que muchas bebidas azucaradas, tienen una alta concentración de azúcar. "Si uno se toma un vasito de gaseosa, eventualmente, es tanto como la cantidad de azúcar que puede aportar un jugo natural de frutas. El problema son los tamaños de la porción, que son enormes".

Problemas médicos 

El consumo de gaseosas está asociado a la obesidad y la diabetes. Pese a ello, son consumidas en restaurantes y diversos establecimientos sin mayor control. “En las salas de cine, por ejemplo, el vaso pequeño es casi medio litro de bebida. Cien mililitros es medio vaso. Una taza equivale a 250 mililitros. Para hacerse una idea, apenas media taza equivale al aporte calórico de un pan grande", dijo Sara Abu Sabah.

Problemas dentales

Recordó también que las gaseosa no solo afectan negativamente en el peso de las personas. "Además de tener azúcar, también tiene ácido fosfórico, que malogra el esmalte de los dientes. En exceso, puede hacer que se pierda calcio, en especial los niños".

Llamó la atención de los padres por ser los primeros responsables en definir la cantidad y lo que ingieren sus hijos. "Un vaso pequeño eventualmente de gaseosa no debería ser riesgo para la salud, pero si no lo controlan se están comprando un ticket para un problema con la salud. Todo exceso es dañino. Es mejor si se puede evitar las gaseosas".