Familias señalan que aún hay mal olor en la zona debido a las obras de tuberías. | Fuente: RPP Noticias

A dos años del aniego que afectó a decenas de familias en San Juan de Lurigancho, las obras de tuberías continúan en ejecución. Familias ubicadas en la avenida Próceres de la Independencia se encuentran incómodas con esta situación. 

Reclaman que la vía auxiliar aún se encuentre restringida con mallas y las pistas se encuentren en mal estado con orificios profundos. El 12 de enero de 2019, una de las tuberias se rompió y generó un aniego en la zona. 

Dos años después, las obras de restauración continúan en ejecución y el mal olor persiste. Además, indican que la zona comercial se ha visto afectada por ello. 

"Nos ha perjudicado, antes toda esta zona era comercial, ahora varias tiendas se han dado a la baja ya que no pueden alquilar", dijo una comerciante de la zona para RPP Noticias. 

Vecinos indican además que hay aumento de delincuencia en la zona, congestión vehicular y no tienen una fecha estimada de cuándo terminarán las obras en la zona. 

El aniego se produjo por la ruptura de una tubería de desagüe del colector Canto Grande.  La inundación se dio en las calles de la zona de Los Tusílagos, ubicado por las cuadras 11 y 12 de la avenida Próceres de Independencia.