Sudado levanta muertos que quita todos los males

El fin de semana no puede dejar la tentación de probar un contundente Sudado de Cabrilla al módico precio de S/12.00 en la zona de venta de pescados en el mercado de Jesus Maria

Para comer rico no es necesario pagar mucho. En cuanto a pescados lo más importante es que esté fresco, que sea pescado del día. Hay “huariques” muy buenos en Lima, aquellos que te atienden a puerta cerrada y te cobran lo que quieren, y los modestos que cobran poco-mejor dicho lo justo- pero cuidan la sazón  de sus platillos. De los “modestos” solo he podido contar con los dedos de mi mano.

Lo que me llama la atención es que gente de toda condición social y raza, alborotan todos los fines de semana la sección de pescados y maricos del mercado de Jesús Maria. Todos tienen un solo objetivo, probar al paso los que más le gusta: cebiche, arroz con marisco, arroz chaufa de marisco, chicharrón de pescado y sudado. (combinados S/8.00) Para que más.

Hay algunos que ponen reparo si se trata de comer en los mercados, pero como dice el periodista gastronómico Raul Vargas, se come bien en los mercados especialmente en los de provincia, y ha esta recomendación me he ceñido siempre. Las veces que he ido al interior del país uno de los lugares que no dejo de visitar son los mercados.

El fin de semana  no puede dejar la tentación de probar un contundente Sudado de Cabrilla al módico precio de S/12.00 en la zona de venta de pescados en el mercado de Jesus Maria. Al principio dudé si en realidad era cabrilla y para tratar de asegurarme pregunté en más de una ocasión a la que fungía de mozo si lo que ofrecían era “cabrilla”. Encontré con suerte una silla en un rincón  y esperé con paciencia unos  20 minutos al tan esperado y prodigioso alimento marino.

El sudado preparado en este lugar , cuyo cartel improvisado los diferencia de otros pequeños locales que se codean uno a otros es “Fresco Mar”, ahí tres jóvenes cocineros luchan contra el reloj para atender en menor tiempo a los hambrientos comensales. También al lado está la cebichería de Andrea que fue visitada por el celebre Gastón Acurio. Este sudado además de ser reponedor, te quita todos los males, te hace sudar-te quita la gripe- y te levanta el ánimo.