Sellar Property Group

Un impresionante rascacielos de 310 metros de alto, el “London Bridge Tower”, más conocida como “The Shard”, se convertirá en el edificio más alto de Europa.

En esta obra que ya está en construcción se ha invertido en 1.400 millones de libras (alrededor de 1.600 millones de euros) y esperan que esté listo antes de los Juegos Olímpicos (JJ.OO.) de 2012.

Con el “The Shard”, ubicado a pocos metros del Puente de Londres, buscan transformar la zona en "un dinámico barrio comercial", que integrará el complejo "London Bridge Quarter".

El arquitecto Renzo Piano, quien diseñó la majestuosa construcción, destaca el carácter multifuncional de este proyecto, que marcará un antes y un después en la historia de la construcción en altura del Reino Unido.

Por primera vez convivirán de manera integral oficinas de alta tecnología, exclusivos apartamentos residenciales, un hotel cinco estrellas de la compañía china Shangri-La, comercios, restaurantes y miradores públicos y privados. Todo en un mismo espacio.

Según refiere El País.com, Piano ha dicho que "la arquitectura de The Shard está basada en la forma histórica de los mástiles y agujas de Londres".

"Su forma es la de una torre muy amplia en la base y muy estrecha en la parte superior que desaparece en el aire como un pináculo del siglo XVI o la parte superior del mástil de un barco muy alto", describe el arquitecto.