Al menos una persona murió hoy y otras veinte resultaron heridas durante los choques entre manifestantes y la policía en las inmediaciones de la Embajada de EEUU en Saná, informaron a Efe fuentes médicas.

Las fuentes precisaron que las víctimas sufren heridas de balas y de esquirlas por los disparos de los agentes.

Según pudo constatar Efe, unos 3.000 manifestantes se enfrentan a las fuerzas del orden en los alrededores de la legación, en el centro de la capital.

La policía lanza gases lacrimógenos para dispersar a los participantes en la protesta, que responden con piedras a los agentes.

Esta mañana, centenares de manifestantes lograron irrumpir brevemente en el complejo de la embajada para protestar contra una película sobre el profeta Mahoma, considerada blasfema por los musulmanes.

Los asaltantes solo alcanzaron el patio interior del recinto y no consiguieron entrar dentro de ninguno de los edificios de la legación, aunque quemaron varios vehículos diplomáticos, hasta que los antidisturbios los expulsaron.

Para mañana, los "hutíes", independentistas chiíes del norte del país, han convocado una marcha de la plaza de Al Taguir a la sede diplomática.

Por su parte, el partido de la Reforma, brazo político de los Hermanos Musulmanes yemeníes, organiza mañana un gran rezo del mediodía en homenaje al profeta.

El presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, lamentó la agresión contra la embajada, que, a su juicio, fue efectuada por una "turba" que no es consciente de los planes de fuerzas sionistas para perjudicar la relación del país con EEUU.

EFE