Cortes

La administración del centro comercial Plaza San Miguel decidió este martes despedir al vigilante que habría discriminado a una pareja de jóvenes el lunes 7 de abril al obligarlos a abandonar el recinto comercial.

La gerencia del local tomó la drástica medida luego que fuera difundido un video grabado por los supuestos agredidos, Julio Valle y Justin Rodríguez.

Al lamentar profundamente el accionar de Richard Rojas la empresa remarcó que desde hace más de 38 años promueve la integración y unión de los peruanos sin discriminación de raza, credo o sexo.

Alejandro Chang, director de Relaciones Públicas calificó el incidente como “un acto aislado de un agente privado”.

Chang agregó que en su descargo, el vigilante dijo  que actuó de esa manera por insistencia de unas amas de casa que estaban acompañados de menores de edad.