Fiscalía realizó una inspección en el hospital.
Fiscalía realizó una inspección en el hospital. | Fuente: Ministerio Público

El Segundo Despacho de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima Norte intervino el Hospital Nacional Sergio E. Bernales de Collique por las presuntas irregularidades en la ejecución del presupuesto en el cumplimiento de las disposiciones y medidas para afrontar la pandemia mundial de la COVID-19.

El fiscal provincial Marco Antonio Carrasco Campos y los fiscales adjuntos Augusto López Loaiza, Mayra García Martin Méjico, Edith mabell Cabrera Tapia y asistentes en función fiscal, junto a los agentes de la División de Investigación de Delitos de alta complejidad de Lima Centro (DIVIAC), ingresaron a las instalaciones del nosocomio para la incautación de documentos.

Asimismo, se contó con el apoyo de un equipo especializado de peritos contadores informáticos y especialistas en contrataciones, quienes analizarán y evaluarán los documentos durante la diligencia.

Entre las irregularidades investigadas se encuentran la falta de ejecución de la asignación en la prevención del control, diagnóstico y tratamiento del coronavirus; la falta de equipo de protección para el personal, y la evasión de información sobre el presupuesto asignado por parte de los encargados de contrataciones del hospital; entre otros.

Esta no es la única investigación que realiza el Ministerio Público a un hospital en medio de la crisis sanitaria. En abril, este mismo despacho abrió una investigación preliminar respecto a la denuncia de presuntas irregularidades en la adquisición de 35 ventiladores mecánicos para el Hospital de Emergencia de Ate VItarte.

El fiscal anticorrupción Reynaldo Abia Arrieta dispuso un plazo de 60 días para investigar a quienes resulten responsables del delito contra la administración pública en la modalidad de corrupción de funcionarios.

Ello, tras tomar conocimiento de una publicación periodística en la que el médico y exasesor de la Dirección General del referido nosocomio, Danny Vergel Moncada, revelaba detalles de una supuesta sobrevaloración en la compra de dichos equipos a la empresa Trademedic SAC, cotizados en más de S/ 6 millones.

Según la declaración del denunciante, la detección de esta presunta irregularidad le habría costado el puesto a la exdirectora del Hospital de Ate Vitarte, Josefina Mimbela Otiniano, debido a que ella se habría negado a firmar la conformidad de recepción de los ventiladores, al advertir que estos estaban incompletos, sin brazos, tubos, ni filtros.