Mensajes de texto del docente a la alumna de la USMP evidencian acoso, dijo la fiscal

Según el parte policial, la universitaria denunció que el docente la metió a la fuerza a su carro y la llevó a un descampado para abusar de ella.
Julio Alegría Cueto fue denunciado de acosar y realizar tocamientos indebidos a su alumna de la USMP. | Fuente: RPP

Julio Alegría Cueto, el docente universitario acusado de acoso y tocamientos indebidos contra una de sus alumnas de la Universidad San Martín de Porres (USMP), permanece detenido en el Departamento de Investigación Criminal de Miraflores.

Hasta la sede policial llegó la fiscal Rosa Levy, quien recogió el testimonio de la denunciante y constató que los mensajes de texto que el docente le enviaba a la alumna evidencian acoso.

“Me remito a la versión de la agraviada. Estamos en plena investigación. Los mensajes van combinados con la parte académica y el acoso. Hay acoso”, apuntó Levy.

La magistrada evitó dar más detalles del caso, ya que aún falta interrogar al acusado, así como realizar pericias psicológicas a los involucrados.

El caso en detalle

La tía de la joven, que pidió mantener su nombre en reserva, aseguró que Julio Alegría Cueto le puso una nota muy baja a la estudiante, tras lo cual le dio la alternativa de presentar un trabajo para mejorar su calificación.

Según denunció, el profesor no le recibió el trabajo dentro de la universidad y le pidió a la alumna que lo busque en su automóvil. Cuando la joven se acercó al coche -relató la tía-, el profesor la jaló a la fuerza y la encerró dentro.

Luego, Alegría Cueto la llevó a un lugar desolado y le realizó tocamientos indebidos. Incluso, de acuerdo con la denuncia, el docente la habría obligado a realizarle sexo oral.

Los días posteriores la joven recibió diversos mensajes por parte del docente, que la citó en un punto de San Isidro para que pueda entregar su trabajo. La universitaria, según la denuncia, accedió a ir.

Cuando la joven se dirigía al punto acordado, un patrullero policial la interceptó al verla llorando en plena vía pública. La universitaria contó lo ocurrido, por lo que los agentes decidieron tenderle una emboscada al profesor.

“La ven y la encuentran llorando y le preguntan. Ella les cuenta y, como se sentía protegida por la Policía, acude al hotel”, contó la tía de la denunciante.

Tras encontrarse con el profesor, este la llevó a un hotel en Lince. En el lugar, los policías realizaron la intervención justo antes de que ingresen a una de las habitaciones.

¿Más denuncias?

La tía de la joven aseguró que, tras hacerse público el caso, han aparecido en las redes sociales otras estudiantes realizando denuncias contra el profesor.

Ella les invocó a interponer las respectivas denuncias ante la Policía para que el caso no quede impune.


0 Comentarios
¿Qué opinas?