El luchador cambió drásticamente de personalidad | Fuente: WWE

En la noche después de WrestleMania 35, Sami Zayn regresó de una larga lesión ante una gran ovación del público, pero cayó derrotado ante Finn Balor e insultó al público presente.

En esta nueva edición de Monday Night RAW, el luchador ingresó al cuadrilátero y lanzó un reto abierto a los personajes tras bastidores. El nuevo campeón Intercontinental Finn Balor aceptó y defendió su título conseguido una noche antes en “La Vitrina de los Inmortales”.

Sami perdió en una interesante lucha y el público lo aplaudió. A pesar de eso, el canadiense empezó a tildar de tóxicas a las personas reunidas en New York. Tras un discurso ofensivo contra el público, los mandó “al infierno”.

Zayn mantenía una personalidad de personaje héroe (face) hasta el momento, pero este comportamiento señala su giro hacia los villanos (heels).

Para esta noche, la lucha central será entre Kofi Kingston, actual campeón de WWE, contra Seth Rollins, campeón universal, por ambos campeonatos.

¿Qué opinas?

¿Qué opinas?