WWE WrestleMania 35 EN VIVO | Batista vs. Triple H: la lucha que puede marcar el fin de una era

A días del máximo evento de lucha libre en el año, hacemos un repaso de las combates entre Batista y Triple H, dos de los más grandes luchadores de la historia de WWE.

Dos luchadores legendarios de la compañía se verán las caras una vez más | Fuente: WWE

Como cada año, los fanáticos de la lucha libre, especialmente de WWE, esperan marzo-abril para ser testigos del máximo evento anual de la industria: WrestleMania. “La vitrina de los inmortales” nos brinda luchas únicas que buscan quedarse en el corazón de los aficionados. Para esta edición número 35, hay una lucha que sobresale de las demás por el gran legado detrás de cada nombre: Triple H vs. Batista.

Hoy, domingo 7 de abril, “The Game” y “El Animal” buscarán finalizar una rivalidad (feudo en términos del wrestling) con un combate que pareció, prácticamente, salir de la nada, pero que cuenta con muchos años de historia en WWE.

Los inicios

Los orígenes de este combate se remontan al ahora lejano 2005, cuando la máxima agrupación (stable) que reinaba en RAW era Evolution, conformado por Triple H, Batista y Ric Flair, ya que para ese momento Randy Orton ya había expulsado del grupo. Para enero de ese año, Batista lograría ganar el combate real de 30 hombres, Royal Rumble, y tendría la opción de pelear en WrestleMania 21 contra el campeón de alguna de las dos marcas. El luchador, contra todo pronóstico, evitaría pelear contra el titular de SmackDown y retaría a Triple H, campeón de RAW, por el título, cambiando su rol de villano (heel) a bueno (face) gracias al gran apoyo del público.

En el main event de dicho evento -con Motorhead tocando en vivo- el H perdería la corona ante Batista (su primer campeonato) y el feudo se intensaría. Con esta victoria, Batista se convertía en la cara de la empresa.

Triple H buscaría recuperar la corona en el evento Backlash bajo su cláusula de revancha. La lucha no fue la mejor y solo remarcaría el gran apoyo de la gente hacia Batista. La tercer y última pelea se realizará en Vengeance (julio de ese año) y ambos se enfrentarían en una lucha en la jaula de acero (Hell in a cell). Una correcta lucha con movimientos bien sincronizados (bookeo) y sangre por ambos lados. Con la retención, Batista ratificó la decisión de ser puesto en lo más alto de la empresa y cerraría el primer feudo entre ellos. A las semanas, lo cambiarían de RAW a SmackDown.

El nuevo feudo

Batista se retiró de la compañía en el 2010 y regresó en el 2014 para ganar el Royal Rumble en una de las peores decisiones de WWE en su historia. Todo el mundo quería que ganara Daniel Bryan dicho evento y la coronación de Batista trajo abucheos de gran magnitud, que solo pudo ser arreglado en WrestleMania 30 con un final de ensueño para Bryan, ganando su triple amenaza ante Orton y Batista.

Dejando de lado ese pequeño paréntesis, el día siguiente a WrestleMania se unió a Randy Orton para luchar contra The Usos. Luego, provocarían la descalificación de la lucha entre Triple H y Bryan tras ayudarlo y golpear a The Shield. Este movimiento los agruparía nuevamente como Evolution y se enmarcarían en otro feudo en stable.

Sin embargo, de una manera un poco incómoda, surgiría el feudo actual. Una noche, Batista decidió renunciar a la empresa al no recibir ninguna oportunidad por parte de Triple H para enfrentarse ante el ese entonces campeón actual de RAW.

Así, pues, Evolution se volvería a reunir en el capítulo 1000 de SmackDown con sus cuatro miembros originales. Para este episodio de octubre 2018, Batista alabó a todos los integrantes del ring, pero cuando le tocó hablar de Triple H mencionó que nadie había podido superarlo en la industria, excepto él. Las aguas se calmarían, pero nos dejarían un buen chispazo del próximo enfrentamiento.

Con este argumento, Batista interrumpiría la fiesta de celebración por los 70 años de Ric Flair el 25 de febrero de 2019 atacándolo y retando a Triple H: "Oye Hunter, ¿tengo tu atención ahora?".

La lucha ya está pactada: ambos personajes se enfrentarán en una pelea sin descalificación (esperemos que sea como ese sangriento encuentro en Vengeance) y si Triple H pierde, se retirará de la empresa. La cereza en el pastel de un encuentro que promete poner el punto final a una rivalidad de más de una década y que tiene de protagonistas a dos íconos de la infancia. Veremos si se hace justicia al esfuerzo de ambos luchadores en la compañía.

WrestleMania 35 se desarrollará el domingo 7 de abril en el MetLife Stadium de Nuevo York. Desde ProGamer de RPP Noticias cubriremos todos los pormenores de este magno evento y te dejamos nuestros pronósticos en este podcast.

¿Qué opinas?