El 2015 fue un año muy movido en la WWE, a pesar de que el rating no siempre estuvo de su lado. Hubo nuevos campeones, apariciones sorpresas y muchos lesionados. Sin duda, 365 días llenos de emoción para todos.

Varios de los momentos más impresionantes se vivieron en WrestleMania 31. Entre la pelea entre Sting y Triple H, la alianza entre The Rock con Ronda Rousey y el sorpresivo campeonato de pesos pesados de la WWE para Seth Rollins, los fanáticos terminaron con la boca abierta.

Pero no todo es peleas. Las estrellas de la WWE demostraron que tienen un gran corazón y compartieron con los fanáticos e hicieron diversas campañas para concientizar al mundo, como cuando fueron parte de un homenaje a las víctimas de los atentados terrotistas en París.

En resumen, la WWE innovó y quiso mantener al público a la expectativa de más. Sin embargo, las decenas de bajas por lesiones tuvieron un impacto negativo tanto en los planes creativos como en la audiencia. Esperemos que para el 2016 tengan un mejor plan para cuidar a sus estrellas.


Sepa más: