Francia registra su cifra más alta de positivos desde mayo. | Fuente: EFE

Francia registró este miércoles nueve muertos por coronavirus en las últimas 24 horas y 1 695 nuevos casos confirmados, su cifra más alta desde el pasado 30 de mayo, día en que se anotaron 1 828.

La Dirección General de Sanidad precisó en un comunicado que desde el inicio de la epidemia 30 305 personas han muerto por COVID-19, de las que 19 799 fallecieron en hospitales y el resto en residencias de ancianos y centros de dependencia.

No obstante, la cifra actual de hospitalizaciones ha descendido ligeramente: hay 5 148 personas ingresadas, lo que supone un saldo neto de 14 pacientes menos en un día.

Del total de hospitalizados, 384 están en unidades de cuidados intensivos, cuatro menos que la víspera.

Refuerzan medidas

Europa endureció este miércoles las restricciones para frenar la COVID-19, en medio de una creciente preocupación por una segunda ola de contagios derivada de la temporada de vacaciones.

El consejo científico que asesora al Gobierno francés advirtió en un informe de un aumento de la circulación del coronavirus en el país y consideró "altamente probable que se observe una segunda ola epidémica en otoño o en invierno (boreal)".

"El virus circula de forma más activa, con una pérdida acentuada de las medidas de distanciamiento y de seguridad", alertó la instancia científica.

Para intentar frenar el avance del virus, la mascarilla es obligatoria desde el miércoles en el exterior en las zonas más frecuentadas en ciudades de Francia como Toulouse (suroeste), y pronto lo será en París y otras urbes.

(Con información de AFP)