COVID-19 en Portugal
Una trabajadora de la salud observa a un paciente con nuevo coronavirus en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Sao Joao en Oporto. | Fuente: AFP

Portugal prevé que el número de pacientes hospitalizados por coronavirus aumente más del 80% de aquí a la próxima semana, hasta superar los 3 000 ingresos el día 4 de noviembre, avanzó este lunes la ministra portuguesa de Salud, Marta Temido.

En rueda de prensa en Lisboa, Temido hizo un balance sobre la situación del sistema sanitario público y las previsiones sobre el nivel de hospitalizaciones por COVID-19, según los cálculos del Instituto Ricardo Jorge.

"A pesar de que los portugueses están preparados para responder a la pandemia, la situación es compleja y grave", alertó Temido, que detalló que se prevé que el 4 de noviembre se superen los 3 000 hospitalizados, con 2 634 ingresados en unidades básicas y 444 en cuidados intensivos.

Actualmente hay un total de 1 672 ingresados en los hospitales, 240 en UCIs.

El número de hospitalizados totales actual ya es el más alto de toda la pandemia y se espera que los ingresos en cuidados intensivos superen también esta semana el máximo que registraron durante la primera ola (271 pacientes).

Temido insistió en que el Sistema Nacional de Salud (SNS) está mejor preparado en términos de medios "humanos, técnicos y de conocimiento" y detalló que los hospitales generales tienen una capacidad de 19 778 camas, de las que más de 17 000 se podrían usar potencialmente para enfermos de coronavirus.

En caso de ser necesario, se podrían trasladar pacientes al sector sanitario privado.

Portugal suma 121 133 casos confirmados y 2 343 víctimas mortales desde que empezó la pandemia.

En las últimas 24 horas registró 2 447 contagios -el sábado batió un récord con 3 669 infecciones- y 27 fallecimientos.

Para hacer frente a la pandemia por la COVID-19, el Ejecutivo luso anunció restricciones a la movilidad entre municipios entre las 00:00 horas del próximo viernes día 30 y las 23:59 del 3 de noviembre.

Se busca con ello limitar las reuniones durante el emotivo fin de semana de Todos los Santos, en los que los cementerios portugueses se debaten entre imponer restricciones o incluso cerrar para evitar aglomeraciones que perjudiquen el distanciamiento social.

En el norte, se mantienen limitaciones similares al confinamiento en los concejos de Felguerias, Lousada y Paços de Ferreira, con un total de 113 000 habitantes.

Además, el Parlamento aprobó la semana pasada el uso obligatorio de mascarilla en la vía pública, medida que fue promulgada este lunes por el presidente, Marcelo Rebelo de Sousa.

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCASTS

'Espacio vital': En este programa, El Dr. Elmer Huerta nos da recomendaciones para evitar afectarnos por la fatiga pandémica, que es una sensación de apatía, desmotivación y agotamiento mental que sufre una persona. Este tipo de fatiga afecta la salud emocional de millones de personas en el mundo, no solamente a quienes se contagiaron de coronavirus.