El viaje a Arizona fue un regalo de cumpleaños de la esposa de la víctima. | Fuente: Flickr

Christopher Swales, un turista natal de Gran Bretaña, murió luego de saltar en un paracaídas con agujeros, según reporta el informe policial citado por The Independent. El hombre de 55 años se encontraba de vacaciones, realizando una jornada de paracaidismo cerca del Gran Cañón, en Arizona (Estados Unidos).

El viaje había sido un regalo de su esposa por su aniversario N° 30 de casados. Su cuerpo fue encontrado en el aeropuerto del Parque Nacional del Gran Cañón, y fue llevado de inmediato al hospital, en donde falleció a causa de sus heridas. En tanto, su compañero e instructor, que trabajaba para Paragon Skydrive, sobrevivió a la caída pero quedó con una pierna rota.

La oficina del sheriff del condado de Coconino comunicó que el paracaídas que utilizó el fallecido tenía huecos. De acuerdo con The Sun, los investigadores encontraron una serie de orificios en el dosel del paracaídas. Asimismo, el informe señaló la presencia de numerosos parches cocidos al material.

Sin embargo, la empresa Paragon Skydive insistió en que el equipamiento utilizando durante el accidente se encontraba en óptimas condiciones. “Todo el equipo funcionaba 100% correctamente, se le realizaba mantenimiento acorde con las regulaciones”, señaló en su defensa la compañía.

¿Qué opinas?