Por segundo día consecutivo, la policía de Francia busca al presunto terrorista que el pasado martes provocó al menos tres muertos y decenas de heridos en las calles de Estrasburgo, una persecución que no se centra solo en Francia, y que incluye también a Alemania y Suiza.

La policía francesa mantiene acordonado el barrio de Neudorf, en Estrasburgo, donde lleva a cabo una importante operación de registro, el mismo lugar donde se perdió la pista de Chérif Chekatt, el presunto atacante.

Numerosas patrullas y agentes han acordonado este barrio popular de Estrasburgo (noreste de Francia), donde sospechan que pueda estar el presunto terrorista, quien todavía no ha sido encontrado, según la cadena BFMTV. Los vecinos permanecen en sus domicilios mientras dura la operación.

Los investigadores creen que Chekatt puede seguir en el barrio donde abandonó el taxi en el que huyó del centro de Estrasburgo el pasado martes, tras haber disparado y apuñalado a varias personas. Se trata del barrio en el que viven sus padres, donde él creció y cercano al lugar en el que se encuentra su domicilio.

Intensa búsqueda

Según BFMTV, un perro adiestrado de la gendarmería encontró su rastro en ese barrio, pero el seguimiento del mismo no dio resultado. También se ha buscado el auto de la madre del fugitivo, que podría haber utilizado en su huida.

Los padres y dos de los hermanos de Chekatt fueron arrestados la noche del atentado y siguen en dependencias policiales, donde están siendo interrogados. Los investigadores se interesan, en particular, por uno de sus hermanos, cercano a medios salafistas de Estrasburgo.

Por otro lado, el periódico "Le Figaro" asegura en su página web que la policía está registrando en paralelo el domicilio de una de sus hermanas en París, donde tiene una consulta médica. 

El atacante de Estrasburgo

Chérif Chekatt, de 29 años, es el hombre más buscado de Francia desde que la policía perdió su rastro en el barrio de Neudorf, donde residía al igual que su familia, que sigue arrestada y está siendo interrogada por la policía.

En concreto uno de sus hermanos, cercano al movimiento salafista de Estrasburgo y a quien pudo pedir ayuda para escapar de los agentes tras el ataque en el centro de la capital alsaciana.

Hasta 720 miembros de las fuerzas de seguridad tratan de encontrar al presunto terrorista, que intercambió disparos con su arma automática con agentes antes de que se perdiera su rastro y que, según los testimonios, resultó herido en un brazo.

(Con información de EFE)


¿Qué opinas?