Turquía exige extradiciones y fin al apoyo a kurdos para levantar veto sobre ingreso de Suecia y Finlandia a la OTAN

Kalin, portavoz de la presidencia turca, subrayó que el principal problema es el apoyo que Suecia y Finlandia prestan a los movimientos en la órbita del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía, considerada terrorista por la UE y EEUU.

Turquía
Turquía pide fin al apoyo a kurdos para aprobar adhesión de Suecia y Finlandia en la OTAN | Fuente: Europa Press | Fotógrafo: Presidencia de Turquía

El Gobierno turco exigió este miércoles a Suecia y Finlandia, en una reunión en Ankara, que dejen de apoyar a grupos kurdos que considera terroristas, la extradición de 40 personas y el final de las restricciones de venta de armas, como principales condiciones para levantar su veto a la entrada de esos dos países en la OTAN.

"La OTAN es una alianza de seguridad y los países que quieren ingresar en ella deben tener en cuenta las preocupaciones de seguridad de los miembros", dijo a los medios el portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, al terminar una reunión en la que participaron delegaciones de Suecia, encabezada por el secretario de Estado, Oscar Stenström; de Finlandia, dirigida por su homólogo, Jukka Salovaara, y de Turquía, integrada por Kalin y el viceministro de Exteriores, Sedat Önal.

Con anterioridad, Turquía se reunió bilateralmente con cada una de las otras dos delegaciones, explicó Kalin, que también informó de que había expuesto a sus interlocutores las demandas de Turquía para retirar el veto y que las delegaciones compartirán ahora esta información con sus respectivos gobiernos.

Kalin subrayó que el principal problema considerado por Ankara es el apoyo que Suecia y Finlandia prestan a los movimientos en la órbita del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía, considerada terrorista por la UE y EE.UU.

Dijo haber explicado a sus interlocutores que las milicias kurdosirias Unidades de Protección Popular (YPG) son una mera rama del PKK, algo que, agregó, saben incluso los propios servicios secretos europeos, e insistió que Turquía no puede aceptar que sus miembros "tengan cobijo" en Europa.

También insistió en que Europa debe considerar como organización terrorista a la cofradía del predicador islamista Fethullah Gülen, a la que Ankara achaca el fallido golpe de Estado de 2016, y al grupo armado ultraizquierdista DHKP-C.

Situación con Suecia y Finlandia

Mencionó que Turquía ha pedido la extradición de 28 personas a Suecia y de 12 personas a Finlandia, sin obtener respuesta, aunque no especificó a qué movimientos pertenecen.

Recordó a Suecia y Finlandia la aplicación de restricciones a la exportación de armamento a Turquía, algo que consideró "impropio" entre aliados, pero agregó que en este punto había visto una actitud positiva por parte de sus interlocutores.

El portavoz presidencial señaló que espera "pasos concretos en un marco temporal concreto" para dar el visto bueno al ingreso de los dos países nórdicos, y dijo que una vez informados los Gobiernos de las demandas turcas, las conversaciones continuarían, pero sin haberse fijado un calendario aún.

Agregó que Turquía espera que se cumplan todas las normas del procedimiento de adhesión a la OTAN adoptadas en 1999, sin saltarse pasos ni abrir una vía rápida a Suecia y Finlandia.

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCAST

-'Las cosas como son': Aprender a hacer la paz, por Fernando Carvallo