Los cadáveres fueron encontrados juntos en un departamento.
Los cadáveres fueron encontrados juntos en un departamento. | Fuente: EFE/Referencial

Una mujer de 61 años que recientemente falleció convivió durante tres años con el cadáver de su madre. Ambos cuerpos fueron encontrados juntos por la Policía de Chodov, República Checa. 

De acuerdo con la información del medio local Mlada Fronta Dnes el cuerpó de la madre de 90 años se encontró en estado momificado. 

Según información policial, la hija guardó el cuerpo de su madre para poder cobrar durante años el dinero de la jubilación. 

Además, se informó que ambas mujeres fallecieron por causas naturales. 

Los cuerpos fueron encontrados en un piso prefabricado en Chodov, Bohemia Occidental. La ciudad con unos 14 000 habitantes se encuentra a unos 30 kilómetros al este de Bad Brambach en Sajonia, cerca a la frontera con Alemania. 

EFE