"El mundo es un lugar violento": La polémica defensa de Trump al principe saudí sobre crimen de Khashoggi

A pesar de la condena internacional por el asesinato y tortura contra el periodista saudí Jamal Kashoggi, Donald Trump, dijo que Arabia Saudí es su 'fuerte aliado' y que si se deja guiar por ciertos estándares, "no podríamos tener de aliados a casi ningún país".

Donald Trump y el príncipe heredero de Arabia Saudí. | Fuente: EFE Y AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó de ‘atrocidad’ el crimen contra el periodista Jamal Kashoggi, pero a su vez defendió como su aliado estratégico a Arabia Saudita, cuyo príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán, es sindicado de ordenar el asesinato.

“Odio este crimen, odio lo que sucedió, odio lo que hayan encubierto y te digo, el príncipe odia esto más que yo y lo negó vehementemente. La CIA marcó las dos posibilidades, quizás lo hizo, quizás no, pero digo que es un gran aliado [Arabia Saudí] y si nos guiamos por ciertos estándares, no podríamos tener de aliados a casi ningún país”, dijo en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Cuando los periodistas le preguntaron ¿a quién deberían responsabilizar?, Trump contestó: “Quizá al mundo porque el mundo es un lugar violento, muy violento”.

 Subrayó que Arabia Saudí es un "fuerte aliado" de Estados Unidos que además está haciendo de su parte por mantener los precios del petróleo bajos, algo que EE.UU. quiere.

Asesinato de Kashoggi

Khashoggi, que vivía en Washington (Estados Unidos), desapareció el pasado 2 de octubre, cuando entró en el consulado saudí en Estambul (Turquía) por unos documentos para su boda con Hatice Cengiz. Ella esperó frente al consulado mientras su prometido hacía los trámites y, al ver que no salía, alertó a las autoridades turcas.

Un grupo de 15 agentes enviados de Arabia Saudita torturaron al editorialista, lo descuartizaron y luego disolvieron con ácido los restos, que finalmente fueron a parar al desagüe, según indica el diario turco Sabah.

Príncipe heredero bajo la lupa

El pasado 16 de noviembre, The Washington Post, informó que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en Estambul según sus fuentes de la CIA.

La evaluación de la CIA es la más definitiva hasta la fecha que vincula a Mohammed con la operación y complica los esfuerzos de la administración de Donald Trump para preservar su relación con el país aliado.

¿Qué opinas?