El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ha rechazado las acusaciones que lo vinculan con el narcotráfico. | Fuente: AFP | Fotógrafo: ORLANDO SIERRA

Fiscales y testigos del juicio por supuesto narcotráfico contra el exdiputado Juan Antonio "Tony" Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, están componiendo un dibujo del país centroamericano como un narco-Estado, que su presidente rechaza totalmente.

Según los testimonios de dos narcotraficantes que han alcanzado pactos con la Fiscalía estadounidense, el actual presidente del país, como el anterior jefe del Estado, Porfirio Lobo, estarían involucrados directa e indirectamente en el tráfico de cocaína.

Supuestos envíos de tropas del Ejército a la frontera con Guatemala para proteger a un cartel de las drogas, el uso de la Policía Nacional para escoltar cargamentos de cocaína o asesinar a líderes rivales o el empleo de la justicia para detener a grupos narcotraficantes díscolos son algunas de las graves acusaciones escuchadas durante los cinco días que lleva el juicio en marcha en la corte de Nueva York.

Acusaciones de la Fiscalía

El pasado 2 de agosto, la Fiscalía del distrito Sur de Nueva York acusó a Juan Orlando Hernández de usar dinero del narcotráfico para mantenerse en el poder y financiar sus campañas al congreso de 2009 y a la Presidencia de 2013 y 2017.

Asimismo, sostuvo que Hernández y el presidente Lobo ofrecieron protección a narcotraficantes, entre ellos al exalcalde de la localidad de El Paraíso en la región noroccidental de Copán, Alexander Ardón, alias "Chander".

Al presidente de Honduras se lo vincula con Joaquín 'El Chapo' Guzmán. | Fuente: AFP

Los narcotestigos

En los cinco días de juicio, que se espera que se prolongue una semana más, han testificado los narcotraficantes Ardón y Víctor Hugo Díaz Morales, alias "El Rojo", además del agente de la Agencia Antidrogas de EE.UU Sandalio González, encargado de detener a Tony Hernández en el aeropuerto de Miami el 23 de noviembre de 2018.

'El Rojo' confesó haber estado involucrado en 18 asesinatos y dijo haber traficado 140 toneladas de cocaína desde Honduras a Guatemala con la ayuda de Tony Hernández.

Ardón también se entregó a la justicia estadounidense en marzo de este año y se declaró culpable de narcotráfico y de haber estado involucrado en 56 asesinatos.

Fue alcalde de la localidad El Paraíso entre los años 2000 y 2014, cuando lo dejó, según su testimonio, por orden del presidente de Honduras después de que aparecieran informaciones en medios de comunicación que lo vinculaban con el narcotráfico.

Supuesta financiación de campaña

Alexander Ardón declaró que el narcotraficante mexicano Joaquín "el Chapo" Guzmán entregó en 2013 un millón de dólares a Tony Hernández para financiar la campaña presidencial de Juan Orlando Hernández a cambio de protección para Ardón y los líderes del cartel los Valles. Chander aseguró que medió en el intercambio.

Según también Ardón, el presidente de Honduras le solicitó otro medio millón de dólares para amañar las elecciones de 2017 en los departamentos de Lempira y de Copán.

El Rojo, por su parte, aseguró que Tony Hernández le pidió 40.000 dólares para la campaña de Juan Orlando Hernández a diputado en 2005. Asimismo, sostuvo que en 2009 aportó 100.000 dólares para la campaña presidencial de Porfirio Lobo (2010-2014) y la reelección como congresista de Juan Orlando Hernández.

AFP. 

¿Qué opinas?