Cae una banda de narcotraficantes peruanos en Argentina que escondía cocaína en juguetes sexuales

La banda de narcotraficantes usaba de pantalla el restaurante 'El Rinconcito del Sabor Peruano' para vender la droga. El cabecilla de 47 años vivía en una casa, valororizada en más de 347 mil dólares. 

Esto es lo que incautó la Policía de la provincia de Buenos Aires. | Fuente: EFE

Ocho peruanos, entre ellos cinco hombres y tres mujeres fueron detenidos el último viernes en la provincia de Buenos Aires (Argentina) por formar parte de una organización de tráfico de drogas que vendía cocaína oculta en penes de plástico. 

La Policía de ese país sostuvo que la droga era vendida por "travestis" en sectores de la periferia de la capital argentina, en la llamada zona roja de la ciudad de La Plata. El jefe de la banda vivía con su mujer, que también fue detenida, en una casa valorada en aproximadamente 20 millones de pesos (unos 347.826 dólares).

La operación para desbaratar la banda incluyó, además de siete registros en viviendas de diversas localidades bonaerenses, seguimientos encubiertos, interceptaciones telefónicas, toma de fotografías y filmaciones. 

Las estimaciones de la policía apuntan a que la organización recaudaba alrededor de un millón de pesos mensuales (17.391 dólares) y su dirigente, un peruano de 48 años residente en la localidad de Berisso, invertía el dinero en vehículos.

Incautan cocaína y juguetes sexuales 

En el proceso policial se incautó más de un kilo de cocaína de máxima pureza, alrededor de un kilo de marihuana, elementos usados para el corte de las sustancias y nueve penes de plástico, usados como adornos de fiestas, que contenían la droga.

Asimismo, se decomisó un revólver, balas de distintos calibres, joyas, dólares, pesos y cuatro automóviles, como elementos de interés para la causa. Las pesquisas determinan que la organización utilizaba el restaurante "El rinconcito del sabor peruano" como "pantalla" para vender la droga. El caso ya está a disposición de la Justicia.

Con información de EFE.

¿Qué opinas?