Julian Assange | Fuente: EFE

Estados Unidos acusó al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que fue detenido este jueves en Londres, de "conspiración para infiltrase" en sistemas del Gobierno con el objetivo de acceder a información clasificada, un cargo por el que podría ser condenado a una pena de hasta cinco años de prisión.

"Julian P. Assange, de 47 años y fundador de WikiLeaks, fue arrestado hoy jueves en el Reino Unido conforme al acuerdo de extradición entre Estados Unidos y Reino Unido, debido a su implicación en una acusación federal por conspiración para infiltrarse en ordenadores al acordar descifrar la clave de un ordenador del Gobierno con información clasificada", anunció el Departamento de Justicia en un comunicado.

La nota detalla que en marzo de 2010, el activista australiano, se coordinó con la exsoldado Chelsea Manning -que por aquel entonces trabajaba como analista de inteligencia para el Departamento de Defensa de Estados Unidos bajo el nombre de Bradley Manning- para acceder a material clasificado del Gobierno.

Esta colaboración dio pie a la filtración en el portal WikiLeaks de más de 700.000 documentos clasificados como secretos sobre las guerras de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado, lo que supuso un revés para la diplomacia estadounidense y alimentó un debate sobre el papel de Washington en el mundo.

Hasta la fecha se creía que Assange había actuado como mero receptor de los documentos, pero los cargos desvelados este jueves indican que Estados Unidos considera que el australiano y Manning trabajaron en equipo para obtener los documentos y dificultar la identificación del origen de la filtración.

"Manning, que tenía acceso a los ordenadores debido a sus obligaciones como analista de inteligencia, estaba empleando los equipos para descargar informes clasificados y transferirlos a WikiLeaks", sostiene el comunicado. Es por esta colaboración que Assange "se enfrenta a una pena máxima de cinco años en prisión en caso de ser declarado culpable", aclaró el Departamento de Justicia.

A lo largo de los siete años que ha permanecido en el interior de la embajada, Assange ha llegado a obtener la nacionalidad ecuatoriana, lo que ha llevado a su abogado en EE.UU., Barry Pollack, a calificar este jueves de "amarga decepción" el hecho de que el Gobierno del presidente Lenín Moreno haya permitido la detención de uno de sus ciudadanos.

EFE

¿Qué opinas?