Las mujeres se sientan al volante en Arabia Saudita tras décadas de prohibición

Poniendo fin a un impedimento único en el mundo, el país autorizó a las mujeres a manejar a partir de las 00 horas de este domingo (hora local), una reforma histórica para el reino ultraconservador.

La prohibición a que las mujeres conduzcan en Arabia Saudita, vigente durante décadas, llegó a su fin este domingo, y las conductoras empezaron a circular por las calles de la capital Riad.

Poniendo fin a una prohibición única en el mundo, Arabia Saudita autorizó a las mujeres a manejar a partir de este domingo a las 00 horas locales, una reforma histórica para el reino ultraconservador.

Tan pronto como se hubo levantado la prohibición, las mujeres empezaron a recorrer al volante las iluminadas avenidas de la capital, Riad, y de otras ciudades del reino. Algunas pusieron la música de sus autos a todo volumen.

Este cambio se anuncia como una transformación para muchas mujeres, que dejarán de depender de chóferes privados o familiares hombres, y supondrá un ahorro para las familias.

Las reacciones

"Es un momento histórico para todas las mujeres saudíes", declaró Sabika Al Dosari, una presentadora de televisión saudí, antes de cruzar la frontera con Baréin a bordo de un sedán.

"Es un gran logro", dijo un príncipe saudí, el multimillonario Al Walid bin Talal, en un video en el que aparecía su hija Reem manejando un 4x4, con sus nietas aplaudiendo en el asiento trasero.

"Ahora las mujeres tienen su libertad", declaró el príncipe en este video, publicado en Twitter.

Anunciada en septiembre de 2017, esta decisión inspirada por el príncipe heredero Mohamed bin Salmán forma parte de un amplio plan de modernización del rico país petrolero. Pone fin a una prohibición símbolo del estatus inferior de las saudíes, criticado en todo el mundo.

"Es un paso importante y una etapa esencial para la movilidad de las mujeres", afirmó Hana Al Jamri, autora de un libro sobre las mujeres en el periodismo en Arabia Saudita que se publicará próximamente.

Impacto en la economía

El reino había empezado a entregar a principios de mes los primeros permisos de conducción a mujeres en décadas. Algunas canjearon sus permisos extranjeros por un permiso saudí después de haber aprobado un examen.

Unos tres millones de mujeres podrían obtener el permiso y comenzar a manejar desde ahora hasta 2020, según la consultora PricewaterhouseCoopers.

Se abrieron escuelas para aprender a conducir en ciudades como Riad y Yeda. Algunas enseñan incluso a manejar motos Harley Davidson, algo impensable hace tan solo un año.

Muchas saudíes indicaron en las redes sociales qué habían pensado hacer este domingo, planes como acompañar a su madre a tomar un café o un helado, algo banal para el resto del mundo pero excepcional en este país.

Temas pendientes

Pero muchas mujeres temen seguir siendo blanco de los conservadores en este país donde los hombres mantienen el estatuto de "tutores".

De hecho, las saudíes deben salir con velo y siguen sometidas a restricciones importantes: no pueden viajar, ni estudiar ni trabajar sin permiso de sus maridos o los hombres de su familia.

El Gobierno adoptó medidas recientemente contra los abusos castigando el acoso sexual con cinco años de cárcel y una multa de 300,000 riales (69,000 euros).

Bajo el impulso del príncipe Mohamed, que devino heredero al trono hace un año, el país también autorizó la apertura de salas de cine y conciertos mixtos, una muestra de su intención de volver al "islam moderado". (Con información de AFP)

Sepa más:
¿Qué opinas?