La Policía australiana intervinó la mañana del lunes una de las viviendas vinculadas a Tarrant. | Fuente: The Sun

La Policía Antiterrorista de Australia registró dos viviendas de la costa este de este país, en apoyo a las investigaciones en Nueva Zelanda por el ataque perpetrado a dos mezquitas el viernes pasado, que se saldó con 50 muertos.

A través de un comunicado, la Policía Federal Australiana explicó que el objetivo principal de la investigación es obtener formalmente material que asista a la Policía neozelandesa en sus investigaciones.

El australiano Brenton Tarrant, de 28 años de edad, es autor del ataque armado a las mezquitas de Al Noor y Linwood, en la ciudad de Christchurch. Tarrant es procedente de la localidad de Grafton, en la costa nororiental de Nueva Gales del Sur.

Viviendas registradas y condena

Los registros policiales se realizaron en la mañana del lunes en la localidad costera de Sandy Beach, a unos 67 kilómetros al sur de Grafton, y en la de Lawrence, a unos 46 kilómetros de la ciudad de la que es originario Tarrant.

De acuerdo con la prensa australiana, la primera vivienda pertenece a la hermana de Tarrant. Mientras que la Policía confirmó que la familia del australiano detenido en Christchurch continúa cooperando con la policía en las investigaciones.

Previamente, el tío y la abuela de Tarrant, lamentaron los hechos atribuidos a este ex entrenador físico de 28 años, quien retransmitió en vivo el ataque a una de las mezquitas durante 17 minutos mostrando imágenes de cómo disparaba a quemarropa contra civiles inocentes.

"Lamentamos mucho por las familias por los fallecidos y los heridos. No puedo pensar en nadie que esté más destrozada que ellos en este mundo", expresó Terry Fitzgerald en una entrevista exclusiva con el canal 9.

Entierros y manifestaciones

En Christchurch, las familias de los fallecidos se preparan para poder enterrar lo más pronto posible a sus seres queridos, mientras 34 heridos siguen internados, entre ellos 12 en estado crítico.

El portal de noticias Stuff informó que un coche fúnebre dejó el hospital de Christchurch esta mañana, lo que al parecer sería el primer cuerpo entregado a las familias.

Por su lado, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, firmó el libro nacional de condolencias en el Parlamento de Wellington junto a la gobernadora general del país, Patsy Reddy.

Ardern y su Gabinete tiene que recibir un informe del ataque y abordar diversas políticas de seguridad, entre ellas una reforma a la ley de armas.

Un informe de la Policía neozelandesa divulgada por Radio New Zealand reveló que en 2017 se presentaron 43.509 solicitudes para obtener licencias de armas, entre ellas la AR-15 utilizada por Tarrant y en otras masacres. Más del 99 por ciento de estas solicitudes fueron aprobadas y solo 188 fueron rechazadas. EFE

¿Qué opinas?