Un grupo de manifestantes quemó la madrugada de este martes la Casa de la Memoria y la Juventud, un centro cultural del oeste de Caracas en Venezuela, una zona considerada bastión del chavismo, y creado en honor al diputado oficialista Robert Serra, un dirigente que el chavismo calificó como "mártir".

En videos difundidos en las redes sociales se aprecia cómo varias personas que participaban en las protestas antigubernamentales arrojaban bombas molotov contra la sede cultural y gritaban consignas contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Ocurrido el hecho, el ministro de Cultura de Venezuela, Ernesto Villegas, calificó este suceso como un "crimen cultural", al tiempo que acusó a un "grupúsculo fascista" de ser el responsable del hecho.

Asimismo, difundió fotografías de los libros y actividades infantiles que se realizaban en la institución, ubicada en las cercanías de un módulo policial.

Protestas

Al menos 30 manifestaciones se registraron cerca de la medianoche de este lunes en Caracas, según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), la mayoría ocurridas en barriadas del municipio de Libertador, un territorio gobernado por el oficialismo

Cerca de una decena de esas protestas continuaron en las primeras horas de este martes y los ciudadanos dieron cuenta de ello a través de las redes sociales, en las que circulan numerosas fotografías y videos que muestran cortes de vías.

Ninguna autoridad se pronunció al respecto, pero abundaron las imágenes que mostraron a las fuerzas del orden tratando de disuadir las manifestaciones, en algunos casos disparando gases lacrimógenos en zonas residenciales.

Estas manifestaciones ocurrieron un día antes de la jornada a la que ha convocado la oposición para mañana en rechazo de la legitimidad del nuevo mandato presidencial que juró Maduro, y que le mantendrá en el cargo, al menos, hasta 2025. Gestión que diversos países e instituciones no reconocen. (EFE)

¿Qué opinas?