La entrega anual de Premios Grammy reunió a lo mejor de industria musical, entre artistas, productores, representantes y empresario en un solo lugar: el Nokia Theater de Los Angeles.

Con presentaciones poderosas como la apertura de AC/DC, hasta las más sentidas como la de Sam Smith con Marie J. Blige, pasando por una desenfadada Madonna con su temática taurina o un inusual trío entre Paul McCartney, Kanye West y Rihanna, fueron alguno de los mejores shows de la noche.

La gala tuvo a un gran ganador que fue el británico Sam Smith que se llevó 4 premios de 5 nominaciones, así como Beck que dio la sorpresa con el premio a Mejor Álbum del Año y Mejor Álbum de Rock.