"Es chévere ser grande, pero más grande es ser chévere”. Esta frase pronunciada por el reconocido salsero Héctor Lavoe en 1986 durante una entrevista con Ernesto McCausland, del diario colombiano “El Heraldo”, definía lo que él era para las personas que lo conocieron: sencillo, alegre y humano.

El 29 de junio de 1993, luego de una vida de excesos y grandes glorias en el mundo de la música, murió a los 46 años y enm la ciudad de Nueva York, el salsero boricua. Lavoe dejó para la posteridad, cientos de piezas que lo elevaron a la categoría de leyenda.

Para recordar la memoria del gran "cantante de los cantantes", elaboramos una humilde lista de cinco canciones de su amplio repetorio musical. A Héctor, que baila desde el cielo, hoy millones lo recuerdan con cariño.