La samba y romanticismo de Roberto Carlos presentes en Carnaval de Río

La Escuela Beija-Flor realizará un homenaje al artista brasileño que en abril cumplirá 70 años, bajo el título de "Roberto Carlos, la simplicidad de un rey".
Difusi

La samba y el romanticismo de las canciones del "rey" Roberto Carlos se unirán en el Carnaval de Río de Janeiro con el desfile de la escuela Beija-Flor, un homenaje al artista brasileño que en abril próximo cumplirá 70 años de vida.

El tema "Roberto Carlos, la simplicidad de un rey", es la apuesta de esta escuela para conquistar el título de campeona del carnaval carioca.

La puesta en escena de Beija-Flor, prevista para la madrugada del próximo 8 de marzo, incluye la participación de 4.000 personas repartidas en 47 grupos de disfraces, además de ocho carrozas.

El diseñador artístico Víctor Santos, encargado de crear las carrozas y disfraces de esta escuela, dijo hoy a Efe que el tema sobre Roberto Carlos ha superado las expectativas.

Después del primer encuentro con el cantante la comisión de Carnaval ya estaba segura de que habría una boda perfecta entre Roberto Carlos y Beija-Flor, señaló Santos.

"La simplicidad del rey nos emocionó a todos", agregó el diseñador durante una pausa en los frenéticos trabajos que lleva a cabo en la Ciudad de la Samba, en Río de Janeiro, donde las doce escuelas del llamado Grupo Especial preparan los desfiles del Carnaval.

De esa primera reunión salió el título del desfile, que llevará al Sambódromo momentos de la vida de Roberto Carlos como su infancia en Cachoeiro de Itapemirim (estado de Espíritu Santo), el inicio de su carrera artística, sus creencias religiosas y el romanticismo presente en sus canciones.

A menos de dos semanas del inicio del carnaval Beija-Flor acelera el ritmo de los trabajos en los talleres para finalizar los disfraces y la decoración de los carros que presentará en el Sambódromo.

La primera carroza representa el sueño del niño Roberto Carlos y simboliza la ciudad de Cachoeiro de Itapemirim.

Enseguida, la escuela cuenta la relación del cantante con sus padres, con una carroza decorada como la fachada de la primera casa en la que vivió el artista, hoy transformada en museo.

Posteriormente, representará el nacimiento del mito, considerado por muchos el "Elvis brasileño", y la formación de la "Jovem Guarda", con la que se dio a conocer.

Los asistentes al Sambódromo podrán ver también comparsas que hacen referencia a las canciones románticas del "rey", a su amor por los autos y por la velocidad y su preocupación por la naturaleza.

Para finalizar el desfile, Beija-Flor hará una referencia a los cruceros marítimos en los que el cantante suele presentarse en las fiestas navideñas, así como su marcada fe. El propio artista cerrará el desfile subido en la última carroza.

Según Santos, las canciones de Roberto Carlos están en el inconsciente colectivo de los brasileños como el "olor de los perfumes".

"Lo que queremos es emocionar el Sambódromo representando la trayectoria del cantante. Haremos un desfile lujoso, al estilo que Beija-Flor está acostumbrada a hacer, pero no entraremos en cuestiones de la vida personal de Roberto Carlos", concluyó el diseñador artístico.

EFE