Lily Allen dejó de posar como una niña simpática para mostrar su esplendoroso cuerpo ante las cámaras de la publicación británica.

En las instantáneas se puede apreciar a la cantante de 23 años posando al lado de dos panteras negras a las que se  añaden sus elásticas curvas.

Allen ya había adelantado a la prensa inglesa que se sentía contenta con su anatomía: "Me gustaría enseñarlo posando sin ropa".

La artista coquetea con la cámara y deja ver un lado más femenino pero con un toque de inocencia.