Olga Guillot: el bolero llora la muerte de su mejor intérprete

Considerada la ´Madre del bolero´, la cubana creó más de 60 producciones musicales, además de protagonizar varias películas, entre las que destaca ´La venus de fuego´.
Foto: cubaencuentro
Hablar de Olga Guillot es hablar del bolero, los inicios de una obra musical popular llena de recuerdos, romanticismo y desamor.

Olga nació en Santiago de Cuba y creció en La Habana, donde formó su carrera musical a lado de su hermana Ana Luisa, bajo el rótulo de las "Hermanitas Guillot", y luego con el cuarteto Siboney, en una Cuba aún "batista".

Ya con la Revolución Cubana en pleno apogeo, Olga decidió migrar a Venezuela, para luego trasladarse a México, donde se instaló de forma definitiva. Siendo una voz conocida, Olga consiguió el Disco de Brillante por sus altas ventas, las mayores en Cuba de 1954 a 1960.

Asimismo, en 1963, la Academia de Artes John F. Kennedy de Hollywood, le otorgó el premio Palmas de Oro como la Mejor Bolerista Latinoamericana, premio que la llevó a realizar su primer e histórico concierto en el Carnegie Hall de Nueva York, siendo la primera artista de habla hispana en presentarse en ese prestigioso teatro.

Guillot, llamada desde ese entonces como la "Madre del bolero", es famosa por sus temas "Voy", "Me muero, me muero", "Tú me acostumbraste", "Miénteme" y "La gloria eres tú", y llevó a la fama la canción "Adoro" del compositor Armando Manzanero.

Asimismo, con 60 discos a cuestas, Olga también protagonizó varias películas, entre las que se destaca "La venus de fuego".

La intérprete cubana falleció el lunes 12 de julio a los 87 años en un hospital de Miami, por un fulminante infarto, según informó el diario El Nuevo Herald.