Foto: Vi
Luciendo un vestido de largo chanel de color negro, la joven cantante peruana Sandra Muente interpretó "La flor de la canela" de Chabuca Granda muy a su estilo en el rubro internacional del Festival Bicentenario de Viña del Mar 2010.

Si bien cuando se anunció su presentación como la última participante de la noche hubo una silbatina general, su interpretación fue bastante bien recibida, precisamente porque la conductora del festival, Soledad Onetto, resaltó que la autora peruana Chabuca Granda mantenía una estrecha relación amical con Violeta Parra, cantante, pintora, escultora, bordadora y ceramista, considerada por muchos la folclorista más importante de Chile.

Muente no se quedó quieta en el escenario y se paseaba mientras cantaba el tradicional vals peruano, al que se le había aplicado un arreglo latin pop.

Sandra agitó el cabello y las caderas con la suficiente gracia como para domar al Monstruo de la Quinta Vergara.

Los miembros del jurado que al parecer ya tenían una decisión sobre el tema ganador, pero prefirieron postergar su veredicto para volver a ver las interpretaciones de los diez postulantes.