Mario "El Pájaro" Gómez, cantante y líder de Vilma Palma e Vampiros, anunció el próximo reencuentro con el público peruano en el mes de julio para celebrar las Fiestas Patrias y dar inicio a su gira "Tour La Pachanga 2009" que los mantendrá del 25 de julio al 1 de agosto  en el Perú y que luego continuará por gran parte de Sudamérica.

 

Hits que perduran a pesar del paso del tiempo como "Auto Rojo", "Travestis", "La Pachanga", "Fernet de Coca", "Me vuelvo loco por vos", "Déjame que te toque la piel", "Mojada", entre otros, serán parte del repertorio que expondrán en los shows del jueves 30 en la discoteca Vocè y el viernes 31 en la Feria de Fangal de Cajamarca.

 

Un año atrás, Vilma Palma e Vampiros regresó con buena parte de la formación que, a principios de los 90, disfrutó de la bonanza del público a caballito de hits como "La pachanga". Más allá de subsistir todo este tiempo con músicos que entraban y salían de la banda, los rosarinos se mantuvieron lejos de Buenos Aires, la parada más difícil de todas las que enfrentaron.

 

"Nunca nos separamos", dispara el Pájaro Gómez, un rosarino de ley que integró una banda con Fito Páez hacia fines de los 70, en los 80 tocó la batería en Identikit y luego fundó el grupo del que nunca se desprendió. "Se produjeron baches -agrega-. En 2001 me fui a Estados Unidos con el bajista (Gerardo Pugliani), grabamos Vuelve a comenzar y nos quedamos dos años y medio.

 

Cuando regresamos rearmamos la banda con Karina Di Lorenzo (coros), y el Oveja Gonzales (batería) más cuatro miembro nuevos."

 

Para el Pájaro, Vilma Palma pasó a ser un grupo de culto. "No somos una banda mediática como Maná", asegura. Y ese supuesto culto está sostenido por los viejos hits, que hoy llegan a oídos de una nueva generación.

 

"Lo maravilloso fue que nosotros la Argentina la recorrimos completa y que, al mismo tiempo, desarrollamos una carrera en el exterior. Después sufrimos un párate en el país como tantas otras bandas y pudimos seguir girando por América", señala.