Mar de Copas | Fuente: Facebook Mar de Copas

“Hemos sobrevivido a los cambios tecnológicos”, reflexiona Wicho García, cantante de Mar de Copas, y es cierto. En tiempos de redes sociales y streaming, en que los hábitos de consumo musical han cambiado, es un logro que una banda se haya mantenido vigente durante 25 años, con un bajo perfil mediático.

Son una banda de culto, aunque quizás ellos no se lo crean. Su legión de fanáticos los sigue a donde vayan, llenan sus conciertos, compran sus discos, y algunos a su corta edad se saben todas sus letras. “Es una celebración que hayan pasado 25 años y podamos seguir tocando para un público que crece más y cada vez es más diverso. Tenemos público de 15, 20, 30, 50 años y todos van (a los shows), se vacilan y conocen las letras”, dice Wicho.

Mar de Copas celebrará su concierto número 1000, y aunque ellos creen haber pasado la cifra hace tiempo, este será un buen pretexto para festejar los 20 años del disco ‘III’ (1997), el tercer álbum de la banda, que en palabras de Wicho, el proceso fue “traumático”.

“Fue un poco traumático (risas). Fue una prueba difícil, porque era la primera vez que trabajábamos en un estudio propio. Al principio pensamos que todo sería mejor porque no pagaríamos por horas, pero al final eso nos llevó a alargar tanto, que en un momento pensé que no íbamos a terminar el disco... pero eso nos dejó una lección: aprendimos a poner fechas de inicio y de final (risas)”, comentó.

Además, el álbum fue el primero que lanzaron a través de su propio sello. Algo que definen como una aventura y un gran riesgo para la época. “La desaparición de los sellos y el crecimiento de la piratería a niveles infrahumanos eran un riesgo para grabar un disco. El segundo disco fue como el despegue del grupo y este tercero fue un reto, había mucha expectativa y felizmente teníamos bastante material”, comentó.

En sus años de trayectoria, Wicho reflexiona un poco sobre la tecnología y sobre el giro que le ha dado a las nuevas bandas. A su parecer, esta no los ha afectado, sino que sienten haber superado cada cambio.

Mar de Copas - Al Pasar de las Horas | Fuente: YouTube

“Las redes, el CD, la piratería... todo cambio tecnológico ha traído una consecuencia en la forma como consumimos música. Ahora la gente compra muy pocos discos, pero la gente que compra discos prefiere las cajas de colección o las ediciones especiales. De alguna manera esta celebración del disco, es también una celebración de la supervivencia a través de los cambios tecnológicos (risas)”, dijo.

Otra reflexión es sobre la difusión de grupos peruanos. Wicho García consideró que el nivel de bandas ha crecido, pero las redes sociales no son suficientes, los festivales no son suficientes, y la radio sigue reinando en el gusto popular.

“Una consecuencia bonita de la tecnología es que ahora todos los grupos nuevos tocan muy bien y se ven bien, porque YouTube les permite que el mundo los vea. Eso antes nos sucedía... nosotros cuando empezamos no sabíamos ni tocar”, recordó entre risas.

“A pesar de que está creciendo mucho el público ─agrega─ y hay grandes festivales, el rock está muy lejos de ser masivo. Grupos hay, y muchos, y son buenísimos, sin embargo no hay mucha difusión, la gente solo conoce el 'pullcito'. Espero que en algún momento eso cambie porque yo creo que la radio sigue siendo un medio importante. Negar la importancia de la radio sería tonto”.

Mar de Copas - CPAM / A tu lado | Fuente: YouTube
¿Qué opinas?