Raphael
En medio de la pandemia, Raphael vuelve con nuevo disco de duetos. | Fuente: Archivo Premios Platino

Ni la COVID-19 puede con Raphael, que en el peor año para la música vuelve con el concierto más multitudinario de la pandemia en España y con nuevo disco de duetos en el que versiona "la flor y la nata" de las canciones ajenas a su repertorio, incluida una de Julio Iglesias... sin Julio Iglesias.

"No sé por qué no se ha hecho nunca ese dúo. Hay que tener en cuenta que él vive allá y yo acá, pero cualquier día se puede dar", ha vaticinado el artista con 60 años de carrera.

En todo este tiempo, no hay editada ninguna colaboración entre estos dos colosos coetáneos de la música española y con trayectorias paralelas, salvo la que grabaron en 1999 con el tema "Somos" para un especial de televisión en el que aseguraban que su relación, pese a los insistentes rumores de rivalidad, era excelente.

"Mi relación con Julio Iglesias ha sido siempre fenomenal. Es un caballero, un señor estupendo y muy buen artista. Aún no sé qué le ha parecido esta versión, pero me llamará seguro y me dirá", ha vuelto a afirmar Raphael, tras abrir su nuevo disco "Raphael 6.0" con el clásico del madrileño "Me olvidé de vivir".

LLUVIA DE COLABORACIONES

Le siguen "Vida Loca" (con Luis Fonsi), "Se nos rompió el amor" (con Vanesa Martín), "Lucha de gigantes" (con Izal), "De quererte así" (con Pablo Alborán)  o "Vivir así es morir de amor" (con Gloria Trevi).

"Son canciones buenísimas, la flor y nata de todos estos años, temas que yo he escuchado por ahí, pero que no son mías y que no había tenido ocasión de grabarlas. Que vea el público que puedo y que debo hacerlas, porque yo le pongo a todo mi sello", ha explicado.

"A mí todo lo bueno me viene como un guante y no tengo complejo en decir que no puedo cantar algo", ha dicho Raphael.

De este proyecto destaca asimismo la nómina de colaboradores que destacan por su juventud, con gente como Natalia Lafourcade ("Agradecer la marcha"), Mon Laferte ("Frente a Frente") y Luciano Pereyra ("Alfonsina y el mar"). "Yo no les pido el DNI para cantar, me importan los artistas y sus voces", señaló.

DE VUELTA AL ESCENARIO

Este formato del álbum lo llevará el próximo 19 de diciembre al Wizink Center de Madrid, dispuesto para acoger a "varios" de los invitados del disco y hasta a 6.000 personas, en lo que será el concierto de mayor formato visto en España desde que empezó la pandemia.

"Estoy muy contento porque empiezo a ver luz al final del camino. Ya se habla de palabras maravillosas como vacuna que suenan a gloria", ha señalado Raphael, que reconoce haber llevado el confinamiento "triste, pero siendo muy obediente".

Para este hombre incansable que dice tener ahora más energías que en sus inicios, lo único que sigue pendiente es la continuación de "Y mañana qué", aquellas memorias con la primera parte de su carrera que publicó en 1998. (EFE)

Sepa más: