Zoé
"Sonidos de Karmática Resonancia" es el nuevo y séptimo disco de estudio de la banda Zoé. | Fuente: Universal Music Group

Cierto aire místico rodea el nuevo disco de Zoé, la banda mexicana que en más de veinte años ha hecho del eclecticismo musical su bandera. De entrada, llama la atención su título, "Sonidos de Karmática Resonancia", bautizado así por su vocalista y compositor León Larregui. Según explicó el guitarrista Sergio Acosta a RPP Noticias este nombre remite a la "comunicación más allá de lo consciente entre personas", una postura espiritual que pareciera signar las creaciones del grupo.

Este afán por tomarle pulso a lo abstracto —el amor, por encima de todo—  trasciende hasta las letras de las canciones que conforman su nuevo trabajo, cuyo estreno en diversas plataformas musicales es este 16 de abril. "Es un estilo que lleva la banda y León [Larregui] lo tiene muy claro", comentó Acosta. Como ejemplos destacan los adelantos del álbum, entre los cuales se encuentran los temas "SKR", "Fiebre" o "Karmadame".

Confeccionado en medio de su momento más sólido como agrupación, "Sonidos de Karmática Resonancia" fue creado bajo el mismo proceso con el que Zoé ha trabajado sus anteriores proyectos. "Cada quien tiene un periodo en los meses anteriores en los que va grabando ideas de aquí para allá con la grabadora del teléfono móvil, y cuando llega el momento de juntarnos, llegamos todos con nuestras ideas, maquetas, fragmentos, melodías o lo que sea...", relató el guitarrista. 

Reunidos en una sala de grabación, León Larregui y Sergio Acosta, junto a Jesús Báez (teclados), Ángel Mosqueda (bajo) y Rodrigo Guardiola (batería), pasan aproximadamente un mes a solas, antes de ofrecer sus sencillos al productor. Y esta vez, pudieron sacar adelante ocho canciones hasta que la pandemia interrumpió el orden de los días. Una situación que, según dijo el líder de la banda en un comunicado de prensa, los llevó a "imaginar nuevos caminos" hasta conseguir "una cúspide de madurez" en su trayectoria.

Con más de 20 años de trayectoria, llamar a "Sonidos de Karmática Resonancia" la "cúspide de madurez" parece indicar que han llegado a un límite. ¿No es la experimentación de Zoé precisamente lo contrario?

Es un momento muy especial o alto en un sentido de proceso y creación. No hablo de resultados. Lo que me gusta mucho es cómo se hizo este disco. Tener la oportunidad de grabar un disco enteramente con Craig Silvey... Lo que buscábamos era una cuestión orgánica, grabar juntos en un mismo cuarto, buscar tomas, los accidentes que se vuelven una toma especial, emotividad, eso me tiene encantado. Es el álbum que más he disfrutado, es una manera distinta de abordar, se vuelve más emocionante y ágil. En el proceso anterior del álbum pasado ["Aztlán"], habían temas que para mí eran un calvario. Un margen muy divertido de improvisación hace que este disco sea muy especial.

Han señalado que este disco está atravesado por influencias de Pink Floyd y The Cure, así como sonidos del África y Oriente, entre otros. ¿Cómo se traducen estos ritmos en la huella de Zoé?

Más allá de este álbum, hablábamos de la música que escuchábamos de pequeños. Así se empieza a crear tu genoma musical, que se nutre de todo esto. Sí, somos personas que no escuchamos nada más ni rock, electrónica, sino música de distintas épocas, distintos países, géneros. Y cuando íbamos al colegio, Pink Floyd y The Cure nos mostraron un universo distinto. Eso, de alguna manera, permanece en este genoma musical que tenemos y tiene no solo esas referencias, sino muchísimas otras.

El ingreso del productor Craig Silvey les ha abierto nuevas puertas. ¿De qué manera se evidencia su trabajo en este disco?

Es una persona que busqué, porque quería trabajar con alguien que buscara esta manera de hacer música y eso fue lo que nos hizo estar en sintonía y buscando lo mismo en cuanto a proceso creativo. Ahí se plasma su mano, porque él estaba ahí... En alguna toma, nos decía que no estaba muy buena y nosotros echábamos unas 10 tomas más, pensando que estábamos arreglando, y nada... Para eso, Craig es buenísimo, está pendiente, escuchando, y sabe muy bien cómo identificar esos momentos.

Antes de la pandemia, planeaban una gira por el mundo en la que estaba incluida una visita a Perú. ¿Ya hay planes similares definidos para después de la pandemia?

Hay muchas cosas que ya están planificadas y proyectadas, pero ante la fragilidad de esta situación que conocemos no se puede anunciar nada. Esto tiene un arranque, una idea de por dónde vamos a empezar. Y, por supuesto, volver a Sudamérica es fundamental para nosotros.

NUESTROS PODCASTS

"Mi novela favorita": Las grandes obras de la literatura clásica con los comentarios del Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Una producción de RPP para todos los oyentes de habla hispana.

“El fantasma de la ópera” (1910) es la más célebre de sus novelas, una historia de amor sutil y refinada que bordea el terror, sin caer en la truculencia o irrealidad. Todo un clásico que ha visto multitud de versiones en cine, teatro y musicales.