Diez discos que cumplen 20 años: Así era el rock peruano en 1999

En Estados Unidos Limp Bizkit, Red Hot Chili Peppers y Britney Spears la rompían. ¿Qué sucedía con la música en el Perú? Estos álbumes cumplen 20 años en el 2019.

Un panorama de la música peruana en 1999.

Escribe: Oscar Bermeo Ocaña

1999. La década del grunge terminaba. Eso quedaba claro con las nuevas tendencias globales: Limp Bizkit posicionaba al Nu metal con “Significant Other”; El “The Slim Shady LP” de Eminem hacía que los reflectores se detengan en el rap; Red Hot Chili Peppers ampliaba sus públicos con el sonadísimo “Californication”. El ascenso de Britney Spears en la escalera pop fue otro de los acontecimientos de los charts internacionales de aquel año.

Mientras tanto, ¿qué pasaba por estos lares? Sin mayores preámbulos, aquí repasamos algunos discos que bien merecerían algún tipo de tributo o rejunte. Varias de las bandas ya no existen, otras transitan un indefinido stand by (con vueltas intermitentes). Sin embargo, los trabajos aquí citados cimentaron una escena que viviría una primavera a fines del siglo XX. 1999 fue un año donde se acrecentó la inserción de ciertas propuestas independientes en las emisoras radiales y programas de TV.

Electro Z – Electro Z

El grupo (Integrado por LASE, Jennifer Cornejo, Carlangas y Christian Vargas) tuvo una corta pero intensa vida. En 1999 editaría su único disco, el cual reformularía los órdenes en la escena local. Con sonidos espaciales que no establecían deudas ni parentescos con ninguna otra propuesta del circuito, Electro Z introducía al rock nacional en el nuevo siglo.

A través de letras dispersas, samplers y efectos, Electro Z sentó ciertas bases del futuro indie o noise. Temas como “En ficción” o “Grítame” destacan en esta placa de culto. En el 2005 se reeditó el álbum incluyendo nuevos temas.

Yasijah - Leusemia

Un año después de marcar un punto de quiebre con “Moxón”, la banda edita una placa que confirma su nuevo sonido. El tono progresivo se hace explícito en temas como “La falta de espacios” o “Eclipse en la corte de los cuentos desolados”. Canciones de larga duración con instrumentos múltiples.

Participan en este trabajo Aldo Toledo (teclados) y Nilo Borges (violín). Apenas pueden distinguirse guiños rocanroleros y punk de discos anteriores. Canciones como “El espejismo de los sentenciados”, “Dunas de sal” o la versión de “Yo pienso en ti” establecen puntos de contacto con el Daniel F solista de “Kursiles Romanzas”.

Más poder - La Sarita

Un cisma en Los Mojarras derivó en un conjunto que llevaría la fusión a un nuevo nivel. Julio Pérez, una voz poco conocida, se unió a Martín Choy y compañía dando forma a La Sarita. A punta de encendidos shows en festivales como Niño Malo y

Antimiseria, la agrupación elevó las expectativas. El álbum debut no falló, convirtiéndose quizás en el mejor trabajo de su carrera. Con una impronta teatral y letras frontales, La Sarita captó el espíritu de la época. “Más poder” fue uno de los himnos contestatarios en finales del régimen fujimorista. Temas como “Provinciano III” y “Simeón” exponen duras problemáticas sociales.

Suna - Mar de Copas

Cuarto disco del grupo y el que los consolida como los nuevos frontline del circuito comercial. “Suna” y “Enloqueciendo” lideraron los principales ránking radiales durante varias semanas. Ante el éxito, las emisoras se vieron obligadas a programar canciones de sus trabajos anteriores.

Sin dejar el tono sentimental, el disco, que inicialmente iba a titularse “1899”, muestra un sonido más guitarrero. Muestra de ellos son “Lo que tu gesto da” o “Adiós amor”. El videoclip animado de “Suna”, dirigido por Rafael Besaccia, tuvo fuerte rotación en los espacios televisivos de la época. Una auténtica rareza fue la versión del himno de La Internacional Socialista.

LEE LA LISTA COMPLETA EN EL BLOG ESTEREOFONÍA DE RPP NOTICIAS DANDO CLICK EN ESTE ENLACE.

¿Qué opinas?