Acoso político: ¿Qué es y cómo afecta a las mujeres que incursionan en ese ámbito?

Para lograr una democracia más inclusiva es necesario identificar y sancionar los actos que denigren a las mujeres en política. La aprobación de la Ley contra el acoso político es el primer paso para evitar que este problema continúe. Pero ¿qué significa este término?

El acoso político puede manifestarse de diferentes formas y en distintos espacios. | Foto: Congreso de la República.
El acoso político puede manifestarse de diferentes formas y en distintos espacios. | Foto: Congreso de la República.

Hace unas horas, en entrevista con el programa Ampliación de Noticias de RPP, la congresista Patricia Chirinos contó haber sufrido una agresión verbal de parte del congresista y también presidente del Consejo de Ministros Guido Bellido. Según reveló, durante un intercambio de palabras que mantuvieron ambos legisladores, ella le indicó que era viuda, a lo que su colega le respondió que “solo faltaba que la violen”.

El comentario del premier no es un caso aislado, puesto que las burlas, denigraciones y la violencia de género ejercida contra las mujeres que participan en política se suelen manifestar en diversas situaciones, lo que termina por apartarlas de espacios de representación en todo el Perú.

De acuerdo con cifras del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), el 47% de candidatas al Congreso en las Elecciones Generales del 2021 reportó haber sufrido acoso político. No obstante, estas acciones son generalmente normalizadas por parte de las instituciones, partidos y diferentes actores políticos, incluidas las mujeres, por lo que es fundamental identificarlas para erradicar este problema.

Si bien todos los actores políticos pueden ser víctimas de violencia, las cifras demuestran que la proporción de mujeres que sufren acoso político a nivel mundial es mayor al de los hombres, según una investigación del Instituto para la Mujer, Paz y Seguridad de la Universidad de Georgetown en Estados Unidos.

¿Qué entendemos por acoso político?

En palabras de Diana Portal, comisionada para los Derechos de la Mujer de la Defensoría del Pueblo, el acoso político que sufren las mujeres se centra en prejuicios y estereotipos de género que buscan afectar su participación política. Asimismo, sostiene que puede llegar a manifestarse a través de expresiones de acoso sexual y/o violencia sexual.

Esta discriminación específica hacia la mujer puede ser a través de una difamación, una burla por la edad, porque son personas que menstrúan o una desvalorización de su trabajo”, explica la experta. Añade también que la exclusión o limitación del desarrollo de las mujeres en actividades políticas por encontrarse en estado de gestación es también una demostración de acoso político.

Por otro lado, hay acciones que son menos evidentes, pero que también son una forma de discriminación. En comunicación con RPP, en el marco de la campaña Mujeres de cambio, Denise Ledgard, oficial de gobernabilidad democrática del PNUD, detalló que el acoso político no sólo ocurre con miembros de la oposición o medios de comunicación. “También puede ocurrir en las redes sociales, o en los espacios más cercanos como sus propios partidos, comunidades y familias”, afirma la especialista.

Ley contra el acoso político: un avance fundamental

Es por esto que, en marzo de este año, fue aprobada la Ley Nº 31155 que previene y sanciona el acoso contra las mujeres en la vida política con una multa no menor a una ni mayor a 50 UITs.

Según Pilar Tello, coordinadora del área de género y participación política de las mujeres para Latinoamérica de IDEA, la sanción monetaria es importante, pero lo principal es que, gracias a esta ley, se está dando el reconocimiento de la problemática que sufren las mujeres.

“Hay muchas mujeres que no reconocen como acoso situaciones en las que están viviendo y que evidentemente son acoso político, pero el tema está tan normalizado en nuestra sociedad, tan normalizado en nuestra política y tan normalizado dentro de los partidos que parece una cosa natural. Por eso, tener una norma ayuda un montón”, afirma.

La Ley será implementada por primera vez en las Elecciones Regionales y Municipales 2022 y plantea como un eje fundamental potenciar mecanismos como el Observatorio Nacional del Acoso Político contra la Mujer, así como fortalecer el trabajo intersectorial para sensibilizar a la ciudadanía, organizaciones electorales y partidos políticos sobre la prevención de este tipo de violencia.

"El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables tiene el encargo de velar por la implementación de esta norma, pero hay muchas instituciones que están vinculadas: los colegios, el Ministerio de Cultura, los organismos electorales. Cada quien, desde diferentes lados, puede ir poniendo un granito de arena para que la efectividad de la norma no sea solo el pago de multa”, apunta Tello.

Contar con mujeres en la representación política es un tema urgente y necesario, no sólo porque fortalece la democracia, sino también porque permite que se atienda mejor las necesidades de este grupo de la sociedad y se fortalece la equidad. Luchar contra el acoso político es una de las medidas principales para garantizar una democracia más representativa en nuestro país.

Mujeres de Cambio es una campaña organizada por RPP que busca transmitir la necesidad de tener más mujeres empoderadas desde pequeñas, que logren alcanzar sus sueños, que rompan los estereotipos y que estén mejor representadas.