En medio de gritos, agravios y burlas se desarrolló hoy la primera sesión ordinaria de Concejo Provincial de Chiclayo (Lambayeque), que presidió la alcaldesa provisional, Luz Elizabeth Montenegro Dávila.

El enfrentamiento verbal se produjo entre algunos de los concejales que apoyan al inhabilitado burgomaestre, Roberto Torres Gonzáles y la actual autoridad edil, debido a que se resisten a reconocerla como tal.

Al inicio de la cita, Montenegro exhortó a los asistentes a mantener la cordura, sin embargo se incomodó cuando las regidoras Celinda Ortiz y Carmen Carhuallanqui y su colega Marco Arrascue, la llamaban en tono irónico “regidora” o “encargada de la alcaldía”.

“Soy la alcaldesa, les guste o no. No están en su casa, están en una institución pública, exijo más respeto a ustedes, caso contrario y de acuerdo al reglamento serán desalojados de la sala”, precisaba Montenegro, a lo largo de la reunión que se efectuó en el Palacio Municipal por más de hora y media.

Esta situación causaba risa, burla y la respuesta inmediata entre los seguidores de Torres, por ejemplo el regidor Marco Arrascue atinaba a responder en tono desafiante “Sáqueme si puede”.

En otro momento y ante los constantes cuestionamientos, la alcaldesa encaró a Celinda Ortiz. “Usted debe tener sangre en la cara y reconocer que fue en la lista por mí, recuerde que nadie la quería llevar. Sea leal y agradecida”.
Insultos
En la etapa final de la cita y al no haber sido considerado en agenda el pedido de suspensión en contra de la alcaldesa, formulado por los seguidores de Torres, la situación se exasperó aún más y la concejal Celinda Ortiz tildó a Montenegro de usurpadora.

Lea más noticias de la región Lambayeque