Alfredo Torres, presidente ejecutivo de Ipsos.
Alfredo Torres, presidente ejecutivo de Ipsos. | Fuente: Andina

El presidente ejecutivo de Ipsos, Alfredo Torres, analizó la última encuesta que arroja que el 74% de la ciudadanía desaprueba al presidente Pedro Castillo.

"Es el segundo punto más alto en lo que va en su Gobierno", comentó en Ampliación de Noticias de RPP

Torres argumentó que "los factores que tienen que ver es con la mala gestion de una serie de frentes".

"En particular, a la población le preocupa el tema de la inflación, de la pobreza, la corrupción, la pobreza, y, a su vez, con las acusaciones directas que hay respecto a su conducta en materia de corrupción, la suya y de su entorno, que es materia ya de investigación fiscal y del Congreso", sostuvo.

Respecto al 69 % de desaprobación de Aníbal Torres, el directivo de Ipsos apuntó que "una mayoría que piensa que el premier debería ya ser reemplazado".

"En particular, el 75 % piensa que debería ser sustituido por una personalidad independiente, técnica y, solamente un 13 %, por un líder de izquierda", acotó.

En ese sentido, consideró que "la ciudadanía nos está diciendo que quiere menos políticos y más tecnócratas en el Poder Ejecutivo".

Falta de información

Torres indicó que, de acuerdo a la encuesta, "alrededor de entre el 60 %y 70 % de la población responsabiiliza al presidente Pedro Castillo en actos de corrupción". Sin embargo, "hay un sector de más o menos un 25 % que sigue dándole el beneficio de la duda".

El ejecutivo de Ipsos precisió que ese sector está "sobre todo en la población andina y rural", ya que "todavía no está convencido de que el presidente esté vinculado en uno de estos hechos" de corrupción. 

Según explicó Torres, esto se puede ser debido a que en Lima hay mayor acceso a la información y a los informes de los medios de comunicación. Además,  en la población rural hay "una confianza en el presidente que todavía persiste porque votaron por él en las elecciones por un tema de identidad".

Adelanto de elecciones generales

El adelanto de elecciones generales es un tema muy controversial, no obstante, la población sigue desaprobando tanto al presidente Pedro Castillo como a la gestión del Congreso de la República.

"Lo que se observa en el desempeño del Ejecutivo en general es un deterioro de las funciones, una alta rotacion de autoridades, malos nombramientos, y eso genera una sensación de desesperanza en la ciudadanía porque no se ve que el país progrese, sino por el contrario que venimos retrocediendo (...) Eso lleva a pensar que es momento del cambio del presidente", manifestó Torres.

"Al mismo tiempo, el Congreso también está altamente desaprobado y en parte por razones parecidas. La mayor razón es porque la población percibe que defiende sus intereses y que hay corrupción", añadió.