RPP/Juan Galv

Como consecuencia de las intensas lluvias y el deslizamiento de tierras, el puesto de salud de Colpa, distrito de Kishuará, a 70 kilómetros de Andahuaylas, (Apurímac) se encuentra a punto de derrumbarse.

Los cimientos y las paredes del local de salud han sufrido una serie de daños como rajaduras, fisuras y agrietamientos de consideración, poniendo en grave riesgo la integridad física de los usuarios y del personal médico y asistencial que labora en la institución.

Al respecto, el alcalde de Kishuará, Claudio Carrasco Leguía, solicita a la Dirección de Salud Apurímac II y a las autoridades regionales la declaratoria de emergencia del citado establecimiento de salud.

Lea más noticias de la región Apurímac