El bloqueo de la Carretera Central efectuado por miles de trabajadores de la empresa minera Doe Run es total, informó el corresponsal de RPP en la zona, Adrián Cueva, tras detallar que un pasajero, identificado como Sósimo Rojas Ramírez (25), convulsionó luego de realizar una caminata de varias horas a fin de salir del atolladero en el que se encontraba. 

Precisó que los pasajeros pasan verdaderas penurias toda vez que caminan más de 7 horas para cubrir un promedio de 27 kilómetros con el fin de hacer transbordo y poder llegar a su destino final.

En tanto, el jefe de la Policía de Carreteras, el general Enrique Medri, sostuvo, por el contrario, que en la principal vía central del país no se encuentra varado ningún vehículo de pasajeros, pero sí 47 de transporte de carga.

"Tenemos un promedio de 27 vehículos de camiones de carga en la zona de Corcona y 20 en la zona de La Oroya. Habíamos coordinado con el Ministerio de Transportes para que se les comunique a las empresas de transportes de carga y pasajeros que el lunes se iba a cerrar la vía para que tomen sus medidas y se vayan por las rutas alternas", comentó.

Refirió que el domingo a las 20:00 horas se decidió cerrar la Carretera Central, toda vez que si se permitía el ingreso de los vehículos se habría generado una congestión vehicular con consecuencias sociales y comerciales.

La paralización emprendida por tres mil 500 trabajadores de la empresa minera Doe Run obedece a la defensa de sus derechos laborales.