Congreso

Una gresca se produjo entre el asesor del presidente regional, César Flores Berrios; y el personal que acompañaba al congresista Joaquín Ramírez, luego que este llegara a las instalaciones del Hospital Regional de Cajamarca como parte de las visitas de la Comisión de Fiscalización del Congreso de la República.

Ramírez recogió en el nosocomio quejas como la presencia de trabajadores fantasmas, la falta de insumos básicos para los exámenes de sangre y la malversación de fondos en la construcción de algunos ambientes.

El conato se complicó con la llegada de algunos integrantes y representantes del Sutep regional, quienes apoyan la gestión de la directora regional de Salud, Magda Gonzáles; y la vicepresidenta, que llegó hasta el lugar para conversar con el congresista sin éxito.

Lea más noticias de la región Cajamarca