El distrito tumbesino de Canoas de Puntal Sal participará, por primera vez en su breve historia electoral, en la Consulta Popular de Revocatoria del mandato de autoridades municipales del próximo 29 de noviembre.

El visitado balneario, creado el 2006 mediante Ley 28707, eligió a sus autoridades en las elecciones del 2007, iniciando su periodo de gobierno recién el 2008.

Según información estadística de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), serán dos mil 236 electores hábiles de Canoas de Punta Sal- en su mayoría varones-quienes decidirán en las ánforas si la autoridad debe o no dejar su cargo.

La inclusión de este balneario en la consulta fue promovida por el ciudadano Javier Pingo Ramírez, quien, ejerciendo el derecho de control ciudadano, presentó la solicitud de revocatoria contra el alcalde Marcos Herrera Tume, la misma que cumplió con los requisitos de ley.

Esto significó que el promotor cumpliera con presentar las firmas válidas de no menos del 25 por ciento de electores de la jurisdicción, precisara el nombre de la autoridad cuyo mandato ha de ser consultado y fundamentara su pedido.

Para ello, el promotor argumentó incapacidad para la administración pública, no rendir cuentas, falta de acercamiento con el pueblo, incumplimiento de promesas electorales y el abandono de proyectos y obras.

Según el artículo 21 de la Ley Nº 26300 los fundamentos no se deben probar.

Fue la resolución Nº 440-2009-JNE, la que incluyó el distrito de Canoas de Punta Sal (Contralmirante Villar, Tumbes), entre el listado de circunscripciones donde se realizará la Consulta Popular de Revocatoria.

Para el caso específico del distrito tumbesino, la ONPE tiene programado instalar un local de votación y 12 mesas de sufragio, labor que estará a cargo de la Oficina Descentralizada de Piura.

En total, la CPR del próximo 29 de noviembre se realizará en 72 distritos y supondrá el retorno a las urnas de 163,616 electores.