Miles de personas acudieron al Cementerio General de Huancayo (Junín) para visitar y rendirles homenajes a sus seres queridos ya fallecidos, al recodar el Día de Todos los Muertos.

Desde temprano, miles de personas llevaron los tradicionales ramos de flores, aunque en esta ocasión se notó la decoración con coronas de flores naturales y de tela, así como globos, tarjetas y corazones escarchados.

Asimismo, otras familias, al ritmo de guitarras, recordaron los huaynos que les gustaba a quienes dejaron de existir físicamente.

Tal es así que Alcides Ramírez, quien visitaba a sus padres, contó que aunque no se encontró con sus hermanos, en su familia es tradicional llevarles flores y hacer un responso por el alma de los difuntos.

En el caso de Jorge Campos Calderón, quien visitaba a su pariente fallecido, señaló que es una costumbre ir al cementerio en esta fecha llevando un ramo de flores y quedarse frente al nicho recordando cómo fue la persona en vida.

Por otro lado, en los pabellones más antiguos y donde se enterraron niños, muchos de ellos no recibieron visitas ni homenajes ya que al parecer fueron olvidados por sus familiares.

Lea más noticias de la región Junín