La subgerencia de sanidad del Municipio de Chiclayo, decomisó más de 15 kilogramos de carne y pescado en estado de descomposición que eran comercializados en distintos mercados privados de la ciudad.

Los inspectores sanitarios visitaron los establecimientos de afluencia masiva, para verificar las condiciones de salubridad con la que se expenden los alimentos y grande fue la sorpresa al hallar estos productos con fétidos olores, en estado de putrefacción, totalmente nocivos para los usuarios.

“Pese a que son mercados privados, reciben gran cantidad de público todos los días, hemos comprobado que no cumplen con las normas sanitarias y estamos decomisando pescado y carne en mal estado”, indicó el subgerente de sanidad, César Fenco.

Precisamente en el mercado “Allison” se decomisó 13 kilos con 100 gramos de carne en estado de descomposición, mientras que en el mercado San Francisco de Asis se sancionó a dos puestos que almacenaban productos en ollas oxidadas.

Los usuarios pidieron a las autoridades de sanidad realizar estas intervenciones de manera más continua, ya que inescrupulosos vendedores engañan todos los días a los compradores.

Además también se decomisó pescado congelado y en mal estado que era guardado en congeladoras sucias.

Lea más noticias de la región Lambayeque