Siete concejales de la Municipalidad Provincial del Santa fueron impedidos de abandonar la sala de regidores por un grupo de madres de familia que pertenecerían al Programa del Vaso de Leche tras concluir la sesión de concejo en la que se rechazó la compra de 25 toneladas de hojuelas.

Los concejales, cinco de ellos de oposición, se abstuvieron de votar a favor de la adquisición de emergencia, por lo que las progenitoras reaccionaron con indignación, ya que, según dijeron, los comités se encuentran desabastecidos desde hace dos meses.

Luego de 30 minutos, la regidora Norma Alencastre de Bazán abandonó el palacio municipal entre lágrimas y custodiada por efectivos de la Policía Nacional, mientras que sus colegas Javier Estrada, Santos Gamboa, Santos Paredes, Jorge Gleni y Neptali Briseño lo hicieron minutos después.

Las mujeres les gritaron traidores, corruptos y les arrojaron algunos objetos cuando se retitraban del recinco edil.

Son un total de 215 comités del Vaso de Leche los que se encuentran desabastecidos en la provincia del Santa.

 

Lea más noticias de la región Áncash