Concluida la audiencia pública contra los periodistas Armando Villaverde Robles y José Jonel Bonilla Luna, se dispuso prisión preventiva por 18 meses para ambos implicados en el sonado caso ´La Centralita´, por los delitos de asociación ilícita para delinquir y peculado.

El juez del Tercer Juzgado Penal de Investigación Preparatoria, Richard Concepción Carhuancho refirió que estos dos comunicadores recibían un pago económico para ensalzar la gestión del suspendido presidente regional de Áncash, César Álvarez, y a la vez para arremeter en contra de aquellos que tenían una posición contraria a la del extitular.

Con esta nueva sentencia ya son 45 las personas a quienes se les impone prisión preventiva por el caso ´La Centralita´.

Lea más noticias de la región Áncash