Los administradores de la cámara frigorífica del Mercado Central de Piura, no hacen caso a las recomendaciones realizadas por la municipalidad de Piura, que en una oportunidad clausuró el local por funcionar en condiciones insalubres y deficientes condiciones de seguridad.

Pese a su clausura, la cámara frigorífica continúa atendiendo poniendo en riesgo la salud de las personas: las lozas están quebradas y la carne está rodeada de moscas.

Los comerciantes indicaron que ellos pagan sus tributos, sin embargo no se realizan mejoras en la cámara frigorífica.

Esta crítica situación ha ocasionado que las ventas disminuyan.

Lea más noticias de la región Piura