Una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición y de enfermedades no transmisibles como la diabetes.
Una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición y de enfermedades no transmisibles como la diabetes. | Fuente: Andina

El nuevo coronavirus ha hecho repensar muchos aspectos de la vida diaria como por ejemplo el cambio de hábitos hacia unos más saludables. La enfermedad de la Covid-19 ha demostrado que tener una vida saludable puede prevenir el alto riesgo en los pacientes infectados.

La organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición y de enfermedades no transmisibles como la diabetes, las cardiopatías, accidentes cerebrovasculares y el cáncer. Y son algunas de estas enfermedades las que complican la enfermedad de la Covid-19.

La Dra. Maria Teresa Gonzáles, especialista en inmunología, explicó que “aquellas personas que tienen más riesgo de enfermar – y de manera más grave - son aquellas que tienen morbilidades como diabetes, obesidad o hipertensión. Estas son enfermedades crónicas prevenibles y que son causadas por nuestro mismo estilo de vida”.

“Las personas que no tienen factores de riesgo van a pasar una enfermedad leve. Entonces, si yo prevengo que la persona tenga una enfermedad que la predispone entonces puedo prevenir este tipo de agravios. Si yo soy una persona sana tengo un 99% de chances que nada me pase”, sostuvo la Dra. Gonzales.

Ante esto, la nutricionista Sara Abu Sabbah explicó que cuando una persona tiene una buena alimentación, el cuerpo tiene disponible las reservas suficientes de músculos, grasa, energía, entre otros para luchar contra la enfermedad a diferencia de una persona que no está saludable.

La buena alimentación es uno de los factores para prevenir ciertas enfermedades. La especialista en nutrición indicó que “el sistema de defensas necesita de nutrientes para poder responder de la mejor manera frente a agresiones que entran al cuerpo. Esas agresiones pueden ser virus, bacterias, hongos que generan problemas en la salud”. 

Además de la buena alimentación, la especialista aseguró que hacer ejercicio también es indispensable para protegernos de enfermedades. El ejercicio ayuda a tener el cuerpo sano y en equilibrio, así como libera de estrés y ayuda en la parte emocional, factores que también afectan a las personas cuando enferman.