¿Cómo identificar las zonas seguras y de riesgo en nuestro hogar en caso de huaicos o emergencias?

En temporada de lluvias intensas, necesitamos estar preparados para eventos como inundaciones, huaicos o derrumbes. Juvenal Medina, especialista en Gestión del Riesgo de Desastres de Predes, nos explica cómo mantener a nuestras familias y viviendas protegidas.

En estos días de lluvia, las carreteras se vuelven bastante intransitables, los ríos incrementan su caudal, advierten especialistas.
En estos días de lluvia, las carreteras se vuelven bastante intransitables, los ríos incrementan su caudal, advierten especialistas. | Fuente: Andina

Un total de 38 tipos de climas ha identificado el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) a nivel nacional. La riqueza y complejidad de nuestra geografía, según indica la entidad estatal, permite la existencia de una gran agro y biodiversidad, aunque a la vez existen consecuencias de los procesos naturales a los que estamos expuestos.

“Nuestro país es muy rico en el clima, pero también hay que tomar en cuenta que tenemos una temporada lluviosa en el país, donde todos los años vamos a tener mayores precipitaciones fluviales y lluvias en zonas de la costa, sierra y selva. Entre diciembre y marzo se dan las mayores precipitaciones fluviales. Y esto es algo que se repite todos los años”, señala Juvenal Medina, especialista en Gestión del Riesgo en Desastres de Predes.

En estos días de lluvia, las carreteras se vuelven bastante intransitables, los ríos incrementan su caudal. Las quebradas también suelen formar flujos de lodo o huaico como lo llamamos. Por lo tanto, es importante prever”, agrega Medina. Advertidos de las emergencias que desencadena esta temporada climática, el poder identificar las zonas de peligro y seguridad en nuestro hogares es clave para evitar algún desenlace lamentable.

¿Cómo advertir los lugares de riesgo de mi vivienda?

En principio, Medina señala que es vital estar informados sobre el grado de vulnerabilidad de la zona en la que vivimos. Si se trata de un lugar con antecedentes de eventos como huaicos e inundaciones, la probabilidad de que vuelvan a ocurrir estas emergencias es mayor: “Una labor importante de preparación es conocer cuáles son esos puntos críticos y, sobre esa base, estar organizados en caso de darse una situación de emergencia”. 

¿Por dónde comenzar? Todo empieza desde casa. Un aspecto fundamental del plan de emergencia familiar es reconocer las zonas de riesgo del hogar. El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) sugiere dibujar un croquis de nuestra vivienda identificando las zonas menos seguras o de mayor riesgo. Para reconocerlas, podemos formular las siguientes preguntas sobre el estado de nuestras casas:

  • ¿De qué material está construida?
  • ¿En qué tipo de suelo está ubicada?
  • ¿Cuál es el estado de las instalaciones eléctricas (cables, enchufes, etc.)?
  • ¿Hay paredes inestables, roturas o desniveles en el piso?
  • ¿Cuál es el estado de las cañerías? ¿Todas las instalaciones de desagüe cuentan con tapa?
  • ¿Hay estantes o muebles inestables que puedan caerse?

¿Cómo ubicar las zonas seguras de mi hogar?

Luego de distinguir los lugares de mayor riesgo al interior de nuestras casas, es importante identificar en qué zonas dentro de nuestras viviendas hallaremos mayor protección. Indeci pide tomar en cuenta las siguientes:

  • Zonas despejadas y accesibles para todos
  • Lejos de vidrios que pueden romperse
  • Lejos de objetos que se pueden caer
  • Lejos y aislados de áreas donde se guardan materiales inflamables o peligrosos
  • Lejos de cableado eléctrico y punto de gas

Adicionalmente, la institución llama a considerar también las zonas seguras externas a nuestros hogares. Se trata de los lugares que se encuentran fuera del área de peligro y donde la población puede ubicarse de manera temporal hasta que las autoridades señalen que ya no hay riesgo. Estas, al ser parte del plan de emergencia familiar, deben tomar en cuenta las siguientes especificaciones:

  • Deben estar ubicadas en zonas accesibles para todos
  • Deben ser conocidas por todos los miembros de la familia
  • En caso de tsunami e inundaciones, las zonas seguras son las partes altas

El especialista en Gestión del Riesgo de Desastres en Predes enfatiza que estos eventos son parte de nuestra vida, por lo que debemos aprender a convivir con ellos: “Los fenómenos naturales van a seguir ocurriendo siempre, pero depende mucho de nosotros como sociedad estar debidamente organizados y preparados. Los fenómenos naturales no son los factores que determinan el riesgo del desastre, sino, sobre todo, es la vulnerabilidad de nuestra población la que nos hace ser víctimas”.